Cómo optar a las ayudas millonarias europeas para las TICs

29 octubre, 2015

Una jornada del Grupo SPRI muestra la mejor manera de acceder a los fondos del Horizonte 2020, el mayor programa público europeo para impulsar la investigación y la innovación. En el primer año de este programa, en 2014, las empresas vascas TICs recibieron ayudas por 6,3 millones, con una tasa de éxito del 12,1%. “Hay que especializarse e intentar ser los ganadores, no participar en muchos programas. Lo bueno de Euskadi es que los centros tecnológicos arrastran a las empresas”, ha señalado Fernando Martin, del CDTI.

Entre 2007 y 2013, hasta 72 empresas vascas del sector TICs (Tecnologías de la Información y la Comunicación) que participaron en 176 proyectos lograron ayudas europeas por 69,2 millones de euros. Era el llamado VII Programa_Marco, que desde 2014 se ha sustituido por Horizonte 2020, el mayor programa público europeo para impulsar la investigación e innovación que en el periodo de 2014 a 2010 está dotado con 80.000 millones de euros. Una jornada organizada este lunes por el Grupo SPRI, la agencia vasca de desarrollo empresarial dependiente del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad, Innobasque y Beaz ha servido para conocer la manera de acceder a los fondos europeos de Horizonte 2020 relacionados con las TICs.

Los participantes han coincidido en que es acertado y un avance que se priorice la subvención a proyectos que tengan una salida al mercado y sean futuros negocios, en vez de centrarlos solo en la investigación.

Esta ha sido  la tercera de las seis jornadas organizadas hasta diciembre, que se celebrarán en los tres territorios vascos, y en las que se explicarán, respectivamente, cómo acceder a ayudas en diferentes sectores como la Salud; Transporte Inteligente, Ecológico e Integrado; Acción por el Clima, Medio Ambiente, Eficiencia de Recursos y Materias Primas, y Seguridad Alimentaria, bioeconomía, agricultura, investigación marina y marítima.

El director de Tecnología e Innovación del Grupo SPRI, Aitor Cobanera, ha resaltado que el programa Horizonte 2020 “integra por primera vez todas las fases, desde la generación del conocimiento hasta las actividades más próximas al mercado”. Ha recordado que este ambicioso programa, se financia cerca del 20% y “el presupuesto mayor es de dos millones de euros” por proyecto.

En el primero año del programa, en 2014, las entidades vascas han recibido subvenciones por casi 90 millones de euros y las pymes vascas han accedido a ayudas por casi 15 millones, ha resaltado Cobanera.

Fernando Martin, CDTI, organismo de ayuda a las empresas dependiente del Ministerio de Economía, ha ofrecido consejos a las empresas del sector TICs para que sus proyectos sean subvencionados. “Cada vez es más importante que la propuesta incluya un compromiso industrial y los objetivos tienen que ser los de la industria. Sin esa visión, salvo excepciones, es imposible sacar el proyecto. Y la Comisión Europea también valora los aspectos de innovación, creatividad”.

“Hay que especializarse”

Martin ha afirmado que los proyectos prioritarios para recibir ayudas son los relacionados con el Big data, tecnología de seguridad, la red 5G, tecnología robóticas, ciberseguridad o nanoelectrónica con compromiso de fabricación en Europa. El representante del CDTI ha afirmado que el pasado año las empresas vascas TICs recibieron ayudas por 6,3 millones, con una tasa de éxito del 12,1%, por encima de la media española. “Hay que especializarse e intentar ser los ganadores, no participar en muchos programas. Lo bueno de Euskadi es que los centros tecnológicos arrastran a las empresas”, ha señalado Martin, quien ha alertado de la obligatoriedad de presentar datos reales. “Ha habido proyectos suspendidos por tener un presupuesto inflado”.

Diego López Ipiña, de la Universidad de Deusto y evaluador de proyectos europeos desde 2011, ha explicado que los evaluadores son “de muy diferentes sectores, complementarios. Suele haber tres evaluadores externos (para los proyectos los grandes hay hasta cinco) y otro más para buscar el consenso. Luego un moderador que es un miembro de la Comisión para velar que se cumple lo estipulado y el superrecorder, que se asegura de hacer una lectura exhaustiva del informe final para dar su visto bueno”.

López Ipiña ha enfatizado que “es muy difícil realizar una evaluación injusta. Una buena propuesta siempre tiene opciones. Nunca he visto una propuesta mala aprobada”.

En la jornada también han participado representantes de empresas que han accedido a estas ayudas europeas. Begoña Benito, del cluster Gaia, que agrupa a 240 empresas del sector TIC, ha comentado que en Horizon 2020 “hay mayor participación y competencia” y ha instado a las empresas a especializarse para lograr el éxito en la recepción de ayudas. Joanes González de Txabarri, de Ikasplay, una compañía dedicada a la  gamificación con solo 12 empleados, ha asegurado que en el anterior programa presentaron tres proyectos sin éxito pero en “Horizon 2020 ya hemos sacado un proyecto. Hemos sido proactivos y nos hemos asesorado con centros tecnológicos y consultoras”. Los participantes han coincidido en que se debe contactar con empresas que ya han recibido ayudas por sus proyectos.

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow