La eficiencia energética de los smartphones se traslada a entornos industriales

1 febrero, 2016

El centro tecnológico vasco IK4-Ikerlan coordina un proyecto europeo que busca la aplicación de los sistemas de eficiencia energética empleados en los móviles inteligentes en entornos industriales.

La iniciativa, denominada Safepower, pretende implantar la tecnología que apaga o reduce las funcionalidades de los smartphones cuando no están siendo utilizadas para reducir el consumo energético en sistemas embebidos y pequeños procesadores electrónicos para aplicaciones industriales y de transporte.

El objetivo del proyecto consiste en elevar la eficiencia energética de esos sistemas en un 50% sin comprometer su seguridad.

El proyecto, que arrancó el pasado mes de enero, toma como punto de partida las estrategias de consumo energético empleadas por los fabricantes de smartphones y otras industrias multimedia para que sus productos ofrezcan un gran número de funciones sin depender de una fuente de alimentación externa, funcionando solamente con una pequeña batería.

Los sistemas embebidos que se emplean en la industria y el transporte no son tan eficientes como la tecnología de los móviles, por lo que la Comisión Europea ha decidido impulsar el proyecto Safepower para contribuir a trasladar a esos sectores estrategias y tecnologías de gestión energética empleadas en la electrónica de consumo.

La iniciativa, que tendrá una duración de tres años, cuenta con un presupuesto de cuatro millones de euros.

Además de IK4-Ikerlan, participan en el proyecto empresas como CAF Signalling, SAAB, fentISS e Imperas y los institutos tecnológicos OFFIS (Alemania) y KTH (Holanda) y la Universidad de Siegen (Alemania).

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow