CIC bioGUNE demuestra experimentalmente un episodio químico clave para comprender la formación de azúcares

25 noviembre, 2015

Las reacciones químicas que permiten la formación y ruptura de los azúcares son procesos en los que se suceden una serie de episodios de vida corta, denominados intermedios, cuya existencia era conocida teóricamente pero que hasta ahora nadie había podido comprobar de forma empírica.

El centro vasco de Investigación Cooperativa en Biociencias CIC bioGUNE ha coordinado un proyecto de investigación con el que ha logrado observar empíricamente por primera vez uno de esos pasos intermedios que se generan durante las reacciones químicas de formación y ruptura de los carbohidratos.

“En toda reacción química se suceden una serie de pasos en los que se generan unas especies químicas de vida muy corta, muy difíciles de detectar, denominados intermedios. A pesar de esa dificultad, existen conocimientos teóricos suficientes que permiten inferir su existencia, pero es la demostración experimental la que permite el avance científico”, explica el director científico de CIC bioGUNE y líder de la investigación, Jesús Jiménez Barbero.

El experto precisa que este intermedio, denominado ion glicosil oxocarbenio, había sido postulado teóricamente, pero nunca se había detectado de manera experimental.

“Nuestro trabajo ha permitido observarlo empíricamente y determinar su forma geométrica”, añade el científico.

Los azúcares o carbohidratos son sustancias esenciales para la vida. Constituyen una fuente energética de absorción rápida, recubren la superficie celular y actúan como receptores y transmisores de información en procesos beneficiosos para el organismo, pero también en procedimientos nocivos como la interacción entre células y patógenos que dan lugar a enfermedades infecciosas, inflamatorias o cáncer. Por este motivo, conocer en profundidad la estructura de los azúcares contribuye al avance de la ciencia de la salud y al desarrollo de nuevas terapias contra dolencias.

El estudio, que ha sido presentado en la prestigiosa publicación Nature Chemistry, ha contado con la participación de un equipo científico encabezado por Yves Bleriot y Sébastien Thibaudeau de la Universidad de Poitiers (Francia).

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow