Julen Elgeta, presidente de Hetel: “Queremos dar competencias a los alumnos para que sepan desenvolverse en un nuevo entorno”

4 mayo, 2017

Julen Elgeta.

La Formación Profesional en Euskadi afronta el reto de capacitar a los futuros trabajadores de la Industria 4.0. La formación en nuevas tecnologías, las especializaciones y el apoyo a las pymes son algunas de las apuestas de la FP vasca.

Una de las asignaturas pendientes de la Industria 4.0 es encontrar profesionales cualificados que tengan competencias y conocimientos para desarrollar labores más allá de su formación. La Fabricación Avanzada va a requerir de trabajadores que tengan capacitación en procesos de trabajo tradicionales unidos a conocimientos muy vinculados con las nuevas tecnologías como pueden ser la robótica, la ciberseguridad o la realidad virtual. Los futuros alumnos de la Formación Profesional tendrán que aprender cómo funciona un torno o una prensa, pero, al mismo tiempo, tendrán que estar preparados para utilizar herramientas como la realidad virtual o realidad aumentada para mejorar su aprendizaje o para realizar un mantenimiento de esa misma máquina.

 

Los centros de educación vascos, sean universitarios o de Formación Profesional, están muy comprometidos con estas nuevas necesidades. Es el caso de Hetel, la asociación que reúne a 20 centros de Formación Profesional de iniciativa social de Euskadi que imparten Formación Profesional Básica, ciclos formativos de grado medio, ciclos formativos de grado superior y formación para el empleo, así como programas de especialización. Desde hace dos años, han apostado por poner en marcha diferentes iniciativas y planes formativos para que sus alumnos estén preparados para formar parte del nuevo mercado laboral, pero, especialmente, para que puedan ayudar a las pequeñas y medianas empresas en los diferentes procesos de transformación digital.

 

Julen Elgeta es el presidente de Hetel. Reconoce que en la actualidad hay mucho movimiento en el sistema de FP en Euskadi en lo que se refiere a la Industria 4.0. Es un tema que está sobre la mesa en las salas de profesores, pero también entre los alumnos en las aulas. Por todo ello, desde la Formación Profesional se están impulsando diferentes iniciativas para dotar a los alumnos de los cocimientos necesarios. “La industria 4.0 tiene muchos ámbitos diferentes desde el punto de vista tecnológico, informático, de seguridad o de telecomunicaciones. El programa estándar de la FP no llega a estos ámbitos, por lo que en Euskadi hemos tenido que hacer pequeños encajes en nuestros programas lectivos para incluir conocimientos sobre estas áreas. Es una labor complicada porque hay que adaptar el plan de estudios y también los profesores necesitan estar formados en estos nuevos conocimientos”, reconoce el presidente de Hetel.

 

Nuevos conocimientos

“No queremos formar a nadie que no necesiten las empresas porque las cualificaciones estén obsoletas. Ahora mismo, una de las vías más importantes de aportar conocimientos relacionados con la Industria 4.0 son los programas de especialización, que denominamos el tercer año, y que sirven para cualificar a los alumnos con conocimientos ligados a industria 4.0 que demandan las empresas. Por ejemplo, tenemos uno relacionado con la troquelería, otro con temas de automatización y robótica y tenemos la idea de realizar otro relacionado con la ciberseguridad. Las especializaciones pueden ser una primera vía de apoyo por parte de la FP”, explica Elgeta. “Las especializaciones, de aquí a dos tres años, serán un hito en Euskadi y, en principio, es la respuesta más a corto plazo. Ahora mismo estamos trabajando en este ámbito con grandes empresas de nuestro entorno como Gestamp, ITP, Mercedes-Benz o Tubacex, pero como sistema de FP no nos debemos de conformar solo con ellas. Tenemos que llevar esas especializaciones hacia las pymes y las pequeñas empresas para que no se queden fuera de juego. Cuidado con el sector industrial de dos velocidades del que tantas veces nos han advertido, en el que hay importantes diferencias en lo que se refiere a la transformación digital entre las grandes compañías y las pequeñas y medianas empresas. Tenemos que trabajar para que no se nos desmarque nadie por falta de tiempo o dinero, porque la modernización y la innovación digital van a ser claves para su supervivencia”, incide Julen Elgeta.

 

Algunos centros de Formación Profesional de Euskadi están yendo aún más lejos aprovechando los conocimientos de profesores y alumnos para ayudar a las pequeñas empresas para las que la Industria 4.0 y la transformación digital es más complicada por diferentes motivos. Julen Elgeta recuerda: “Algunos centros de FP vascos aportan a las pymes servicios tecnológicos para, por ejemplo, asesorarles sobre temas como la sensorización de máquinas, automatizar procesos, etcétera. Los centros de FP se convierten en un servicio técnico y eso sirve para que los alumnos se formen y las pymes saquen un beneficio. Se han puesto en marcha nodos o grupos en algunos centros, alineados con lo que dicen las estrategias RIS3 o Basque Industry 4.0 en cuestiones como la Fabricación Avanzada, la Energía o la robótica”.

 

Otro aspecto determinante en los futuros trabajadores de la Industria 4.0 será su capacidad de adaptarse a procesos y tecnologías cambiantes y en constante evolución. La actitud y la aptitud son palabras claves en este contexto. El responsable de HETEL advierte: “Queremos dar competencias a los alumnos para que sepan desenvolverse en un nuevo entorno. Con metodologías nuevas. No se trata solo de que sepan hacer su trabajo, sino que queremos generarles retos y problemas cuyo desarrollo les permitirá adquirir conocimientos, pero también competencias. Hay que saber colaborar con competencias transversales. Y eso también es una preocupación por parte de la FP vasca. Nos interesa que una persona que vaya a trabajar a cualquier empresa, a la hora de, por ejemplo, desarrollar una función con sensorización que antes era manual y ahora está automatizada con diferentes paneles, sepa afrontarlo. Cada planta ofrece retos diferentes y hay que estar preparado para superarlos”.

 

Mayor cualificación

A la hora de hablar de Industria 4.0 y puestos de trabajo subyace otra idea más allá de la formación de los profesionales. Diferentes estudios advierten de que la utilización de tecnologías emergentes y robots provocará un descenso del número de trabajadores humanos. Más allá de validar estas afirmaciones con datos concretos, los expertos sí coinciden en que la Fabricación Inteligente demandará nuevos tipos de profesionales y que los trabajos menos cualificados serán sustituidos por máquinas. “ En los puestos de trabajo con actividades muy manuales y repetitivas la tendencia es a automotizar y robotizar. Puede existir una eliminación de puestos de trabajo de baja cualificación y un impulso a otros más cualificados. Nos guste o no, lo que tendremos que hacer es tomar esta ola como una oportunidad y que sea en beneficio de todos”, recalca el presidente de Hetel.

 

El reto de las demandas de la Industria 4.0 en lo que se refiere a la Formación Profesional tiene todavía un largo camino que recorrer, pero lo que sí se reconoce desde Hetel es que la situación de la FP en Euskadi es notablemente mejor que respecto a otras comunidades del Estado, aunque “tenemos que compararnos con otros países y no con otras regiones y en ese sentido aún quedan muchas cosas por hacer”. “Si alguna comunidad se está moviendo en este tema de la FP y la Industria 4.0, esos somos nosotros. Otra cosa es que, a veces, se haga mejor o peor. Con todo, creo que ahora mismo la velocidad es buena y espero que la dirección también sea la correcta”, concluye Julen Elgeta.

 

Artículos relacionados