Visita de Arantxa Tapia a la planta central de SIEMENS en Amberg (Baviera)

8 octubre, 2015

Está catalogada como fábrica inteligente, donde el 75% de su producción está automatizada para una máxima optimización de su producción. La industria 4.0 trae consigo un cambio en el paradigma de los RRHH y organización de equipos, e incorpora nuevas capacitaciones.

 

La misión de la delegación del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno vasco en Alemania entra en su recta final con la visita estos días a dos destacadas empresas alemanas reconocidas a nivel mundial y con especial interés para Euskadi, como son SIEMENS (visita realizada hoy en Baviera) y ZF, empresa esta última que visitarán mañana, viernes, en Baden Württemberg.

Durante la mañana de hoy, la consejera Arantxa Tapia ha visitado las instalaciones de la planta que es catalogada por la propia empresa como “la fábrica digital” de Siemens, ejemplo de lo que se denomina fábrica inteligente de la cuarta revolución industrial, donde los productos dirigen su propia fabricación con una producción altamente automatizada.

Tras la visita realizada en la planta, de la mano de Gunter Beitinger, vicepresidente de Manufactura de esta Fábrica Digital, la consejera ha valorado dos aspectos destacables que están relacionados con la eficiencia y mejora de resultados, así como con el nuevo paradigma de los recursos humanos.

Optimización de procesos de producción

“Hoy hemos visto una clara muestra de lo que es el internet de las cosas y una industria 4.0 tangible y real ha dicho Tapia que “busca optimizar y perfeccionar la producción”.

La incorporación de inteligencia a la producción ha posibilitado que el mundo virtual esté más cerca del mundo real ya que los productos además de relacionarse entre sí, interactúan también con las máquinas, optimizando los procesos de producción.

En SIEMENS los productos se comunican con las máquinas y todos los procesos están optimizados mediante control tecnológico. La combinación del trabajo real con el uso de TIC’s posibilita a SIEMENS una producción ocho veces mayor.

Por lo tanto, dice Tapia, “la apuesta por la producción 4.0 es dotarse de procesos productivos y eficientes que contribuyan a la mejora de resultados”.

Cambio de paradigma de los Recursos Humanos

La producción altamente automatizada, con máquinas conectadas entre sí, optimiza el proceso de producción al tiempo que trae una modificación para la organización y los perfiles de los recursos humanos que operan en ella.

En todo caso, los recursos humanos siguen siendo los responsables finales de establecer la estrategia de la fábrica y en quien recae la toma de las decisiones, lo que está provocado la reorganización de nuevas estructuras de gestión y la incorporación de perfiles cada vez más técnicos a los procesos productivos.

“La revolución industrial que estamos viviendo nos exige adaptar todos los elementos de la producción, también el de los RRHH y la organización de equipos, a las necesidades de un sistema más productivo” según Arantxa Tapia.

La propia SIEMENS reconoce su aspiración de transformar los recursos humanos de tal manera que la parte técnica sea cubierta por parte de los sistemas mecánicos y automáticos o máquinas, y las personas asumen la responsabilidad de programar, así como enseñar y vigilar a las propias máquinas.

No se trata de anular la función de las personas en los procesos de producción sino de actualizar las funciones que asumen los recursos humanos como programar y vigilar a las propis máquinas”, ha aclarado la consejera.

El 75% de los procesos que se llevan a cabo en la “fábrica inteligente” de SIEMENS están ya automatizados y se aspira a un perfeccionamiento de la producción hasta el punto de que el porcentaje de productos defectuosos se reduce notablemente.

Las nuevas técnicas como la realidad aumentada o el big data traen consigo mejoras significativas en la eficiencia de los procesos industriales.

Planta SIEMENS

La planta de Amberg fabrica 15 millones de productos con un resultado de un producto por segundo.

Cuenta con 357.000 personas empleadas en el mundo, de ellas más de 4.500 trabajan en la “planta digital” de Amberg.

La canciller alemanda Angela Merkel ha visitado este mismo año esta planta como modelo de fábrica para la Industria 4.0 de Alemania.

Características más destacables:

– el porcentaje de  calidad es muy elevado hasta rozar la perfección de los defectuosos

– la automatización hace que el 75% de la producción se haga de forma autónoma.

– se aumenta 8 veces la producción como consecuencia de la digitalización.

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow