Las empresas vascas tienen opciones de negocio en Brasil en inversiones de 19.000 millones

5 septiembre, 2016

El país sudarmericano es el primer receptor  de préstamos del BID, al haber recibido casi el 25% del volumen de los préstamos soberanos garantizados desde la fundación del Banco

 

Las empresas vascas tienen nuevas oportunidades de negocio en Brasil, a través de las inversiones previstas por los llamados bancos multilaterales, el Banco Mundial y al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para financiar proyectos de desarrollo. Ambas entidades financieras tienen proyectos por un valor de 21,1  billones de dólares (cerca de 19.000 millones de euros), entre los que están aprobados desde 2013 y los que están en elaboración.  El banco más activo en Brasil es el BID que tiene un portafolio de 84 proyectos por un valor total de 15.000 millones de euros. De hecho, Brasil es el primer receptor  de préstamos del BID, al haber recibido casi el 25% del volumen de los préstamos soberanos garantizados desde la fundación del Banco.  Cada vez más, el BID está prestando fondos para proyectos a nivel estatal o municipal en Brasil. Por su parte, el Banco Mundial tiene 25 proyectos con un valor que ronda los 4.000 millones.

 

El BID acaba de definir junto con el gobierno brasileño sus prioridades para el periodo entre 2016 y 2018, en el que concederá entre 4.500 y 5.000 millones de euros para préstamos enfocados a aumentar la productividad y competitividad, reducir la desigualdad y mejorar los servicios públicos, y  fortalecer las instituciones gubernamentales a nivel federal, estatal y municipal. El Banco Mundial está aún definiendo sus prioridades para Brasil para los siguientes 4 años con el Gobierno.  Hasta ahora, sus prioridades se han dirigido a  incrementar las eficiencias de las inversiones,  mejorar los servicios públicos para las familias más necesitadas, promover el desarrollo económico regional y mejorar la gestión sustentable de los recursos naturales.

 

[pullquote]Entre los proyectos ya aprobados están el programa de gestión del agua integrada del área de Espirito Santo, con un coste total de casi 300 millones de euros[/pullquote]

La importancia del papel de los Bancos Multilaterales de Desarrollo está creciendo en Brasil debido al estancamiento económico del país y las presiones sobre los recursos estatales, por lo que estas entidades representan una fuente importante de financiamiento para proyectos del sector público. Tras los Juegos Olímpicos, se espera que la economía brasileña se estabilice este y el próximo año y vuelva a crecer en 2018.  El país seguirá avanzando en temas de igualdad donde, desde 2014,  se redujo la pobreza extrema del 7,4% al 4% y el porcentaje de la clase media subió hasta el 53% de la población total.

 

Entre los proyectos ya aprobados están el programa de gestión del agua integrada del área de Espirito Santo, con un coste total de casi 300 millones de euros, de los que 200 son financiados por el Banco Mundial; el saneamiento de la cuenca de Nova Estrada, presupuestada en 225 millones y con préstamos del BID de más de 110 millones y el segundo programa de transporte urbano para Fortaleza, con un coste de más de 100 millones y financiado por el BID con más de 50 millones. Además están en preparación otros proyectos como la infraestructura de transporte y logística de Paraná, con 450 millones de presupuesto y un préstamo del BID de 270 millones, y el programa de apoyo a la innovación y la mejora de la productividad industrial de Minas Gerais, con un coste de 65 millones y un préstamo también del BID de 45 millones.

 

Para cualquier Información adicional sobre las oportunidades de negocio bajo los proyectos financiados por los Bancos Multilaterales de Desarrollo,  las empresas puedan contactar con la agencia vasca de desarrollo empresarial SPRI, con Leire Intxausti (lintxausti@spri.eus)  o Emilio Bunge de Development Finance International (DFI), Inc.(ebunge@dfintl.com).

 

 

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow