La oportunidad de hacer negocios en Francia

16 febrero, 2017

Una jornada organizada por el Grupo SPRI aporta información para la entrada en un gran mercado de consumidores con un alto poder adquisitivo

Los expertos recomiendan la contratación de agentes comerciales, un colectivo de 30.000 profesionales que facturan 54.000 millones de euros, el 2,5% del PIB del país

 

Francia es un país con buenas oportunidades de negocio para las empresas vascas. Una jornada organizada por el Grupo SPRI, la agencia vasca de desarrollo empresarial dependiente del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras, ha mostrado las vías para entrar en un mercado de 66,5 millones de consumidores y con un gran alto poder adquisitivo: un empleado francés gana una media de 2.125 euros netos al mes.

 

Sebastián Álvarez, responsable de la Cámara franco española de Comercio e Industria, ha destacado la estabilidad económica en Francia, “que resiste bien a las crisis”. El desempleo ronda ahora el 10%. Álvarez ha citado, como sectores más atractivos, la agricultura, que es la primera industria de Francia, “especialmente la venta de maquinaria agrícola” y la aeronáutica, con 132.000 empleos directos. “Hay muchas opciones para subcontratistas en ese sector”, ha afirmado. A ellos se añaden la automoción, el sector  de lujo (un mercado de 31.000 millones de euros), el naval, banca y finanzas, tics, biotecnologías o salud.

 

Antoine Mouton, abogado de la empresa SCP, ha explicado la situación jurídica de los trabajadores desplazados a Francia por empresas extranjeras, que se han incrementado significativamente. Ha advertido de la existencia por parte del Gobierno francés de un control de este tipo de empleados, con 1.500 inspecciones desde 2014, que han supuesto 300 multas por un importe de 1,5 millones de euros. “Hay que saber bien las obligaciones que hay que cumplir”, ha asegurado. Mouton ha señalado que deben ser prestaciones de servicio, que la actividad suponga el 25% del negocio de la empresa y la duración máxima es de un año prorrogable otros 12 meses.

 

Ha resaltado que las normas laborales son las de la legislación española pero las condiciones no pueden ser inferiores a las de los trabajadores  francesas, con, entre otros requisitos, un salario mínimo de 1.430 euros brutos al mes y jornadas de  trabajo semanales de entre 35 y 48 horas semanales.

 

Sebastien Alvarez ha ahondado en la manera de entrar en Francia y ha recomendado la figura del agente comercial, con 30.000 profesionales que facturan 54.000 millones de euros, el 2,5% del PIB del país. “La selección debe ser igual que la de un empleado, porque va a ser la herramienta de la empresa en Francia, y darle formación e interés. Se tiene que sentir arropado. Puede ayudar, si hay buena relación, a entrar bien en el mercado”.

 

Para la búsqueda de agentes comerciales, la “mejor estrategia es a través de la recomendación de empresas que no son competencia. Y hay federaciones de agentes con las que se puede contactar o a través de Linkedin”.

 

Jose Michel Garcia, de abogados Antélis, ha comentado cuestiones prácticas sobre la contratación y la relación con un agente comercial. “Las comisiones suelen ser entre el 5 y el 15% de la venta bruta. No es obligatorio una comisión fija. Puede haber un fijo y una comisión”.

 

García ha señalado que en el contrato se pueden incluir objetivos “aunque el agente no suele acceder. Es importante que haya cláusulas de competencia. El contrato puede ser de duración limitada y rescindirse en cualquier momento pero deberá pagar indemnización salvo falta grave”.

 

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow