El nuevo plan económico de Argelia, oportunidad de inversiones

jueves, 27 de abril de 2017

argelia jornada
Un momento de la jornada.

Una jornada organizada por el Grupo SPRI revela las opciones de negocio para las empresas vascas en un país que es la principal puerta al mercado africano

Argelia prevé eliminar en varios sectores la ley que limita al 49% la participación extranjera en empresas

 

Argelia es la principal puerta al mercado africano y una gran oportunidad para la inversión de las empresas vascas por los planes de diversificación de su economía. Una jornada organizada por el Grupo SPRI, la agencia vasca de desarrollo empresarial dependiente del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras, ha ofrecido información sobre este país y ha servido para contactar a empresarios vascos y argelinos. Argelia tiene reservas de divisas para cuatro años de importaciones, uno de los mejores indicadores del mundo y que refleja las posibilidades de negocio.

 

En la jornada, celebrada este jueves en Bilbao, Djamel Eddine Boaddalah,  presidente del Círculo de Comercio e Industria Argelino Español (CCIAE), una entidad con más de 200 empresas  españolas y argelinas, ha destacado el plan de diversificación de la economía argelina. La nueva política económica de este país persigue cambiar la dependencia del petróleo y potenciar sectores industriales como el alimentario, turismo, energía y manufactura. “Estamos lanzando un plan de estímulo para ir hacia una economía productiva y hemos venido a Bizkaia por su conocimiento en industria agroalimentaria”, ha afirmado Boaddalah.

 

Uno de los obstáculos a la inversión ha sido la ley que limita la participación de los extranjeros al 49% en una empresa radicada en Argelia. “Se estableció en 2009 cuando Argelia tenía un boom económico y con el fin de atraer conocimiento. Pero tenemos abierto un periodo de reflexión para cambiarla. Se analiza cómo atraer inversión directa extranjera”. El presidente del CCIAE ha adelantado que la ley suprimirá ese tope del 49% en varios sectores económicos “salvo los estratégicos como los hidrocarburos”.

 

Ha destacado que en Argelia están implantadas grandes empresas españolas como Gallina Blanca y Dulcesol así como pymes de los sectores de quesos y distribuidores de pescado. También ha revelado que existe un plan para la implantación de 4.000 megawatios de energía fotovoltaica entre el Estado y empresas privadas.

 

Mohamed Akbache, director ejecutivo de la consultora vasca Jam&Mba Global, especializada en Argelia, ha resaltado que el país tiene un crecimiento anual medio del 3,7%. Lo ha definido como “el primer país para entrar en los mercados de África. Tiene una deuda publica ínfima”. Akbache ha destacado la pujanza de los sectores energético y agroalimentario.

 

Riad Amour, vicepresidente Cámara Nacional de Industria y Comercio de Argelia, que agrupa las 48 cámaras del país, ha asegurado que su país quiere ser el “intermediario entre el sur de Europa y África. Se va a construir un megapuerto conectado con las autopistas principales de Argelia y con él jugaría un papel de vector para los productos de Europa y Asia hacia África”.

 

Amour, presidente del grupo Amour, uno de los principales del área agroalimentario (el segundo sector productivo del país tras la construcción), se ha referido a los proyectos de creación de parques industriales para acabar con los problemas de falta de suelo industrial.

Artículos relacionados
También te puede interesar