China busca crecer por la calidad en vez de la cantidad

28 abril, 2015

La segunda jornada de Intergune2015, el foro organizado por el Grupo SPRI para ayudar a las empresas vascas a internacionalizarse, analiza la evolución del gigante asiático. “El modelo de grandes producciones y a gran velocidad tiene que sustituirse por una producción más especializada y en nuevos sectores”, apunta el responsable de la oficina de SPRI en China, Mikel Yang. Irán, otro país analizado en el evento, “está abierta otra vez a los negocios”, señala Afarinesh Sarmad, director para Europa de la consultora Arhax. 400 compañías extranjeras invierten directamente en Irán.


China buscará continuar con su crecimiento a través de la calidad en vez de la cantidad, según ha afirmado Mikel Yang, delegado de la oficina de SPRI en el país asiático. “El modelo de grandes producciones y a gran velocidad tiene que sustituirse por una producción más especializada y en nuevos sectores, en los que las pymes y micropymes deben jugar papel fundamental”. Las posibilidades de negocio para las empresas vascas en China se han abordado en la segunda jornada, celebrada en el Parque Tecnológico y Cientifico de Gipuzkoa, de Integune2015, el foro para que puedan examinar si los proyectos e iniciativas tienen posibilidad de salir al exterior.

El evento es organizado por el Grupo SPRI (la agencia de desarrollo empresarial dependiente del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad) para que las compañías pueden consultar, contrastar y valorar si sus proyectos e iniciativas de negocio tienen posibilidad de llevarse a cabo fuera de nuestras fronteras y, en cualquier caso, encontrar el apoyo del Gobierno vasco para internacionalizarse.

China, como ha explicado Mikel Yang, tuvo el pasado el crecimiento más bajo de su economía en los últimos 24 años, el 7,4%. Los tres motores del país asiático son la inversión, exportación y el consumo. Las cifras de exportaciones se quedaron el pasado año en un alza del 3,4%, la mitad de lo previsto. El consumo interno, que aporta más del 50% del PIB de China, creció un 10,9%, seis décimas menos que en 2013.

“No se espera recuperar en el corto plazo los datos de exportación en la nueva estrategia económica de Gobierno chino, denominada nueva normalidad, donde el núcleo del desarrollo será el consumo interno”, ha explicado el consultor. Ha agregado que la mano de obra ya no sobra y que el coste de fabricación en China ya no es barato, “es bastante caro”.

Las claves que se ha planteado China para 2015 pasan por una política financiera activa, la creación de nuevas zonas urbanas y una tercera revolución industrial que apueste por desarrollar sectores industriales como el manufacturero o el digital. Yang ha expuesto las previsiones para este año: una subida del 7% del PIB, un IPC del 3%, la inversión en activos fijos aumentará al 15%, se duplicarán las exportaciones para lograr un alza del 7% y crear 10 millones nuevos de empleos.

Irán

En Intergune2015 también se ha expuesto la situación para invertir en Irán. Afarinesh Sarmad, director para Europa de la consultora Arhax, ha explicado la situación de este país, con un paro del 10% y una inflación del 16%. La mitad de su riqueza depende del petróleo y el gas.

Sarmad ha indicado que 400 compañías extranjeras invierten directamente en Irán y en las áreas decretadas como especiales las exenciones fiscales “para la industria son del 80% durante cuatro años”. Ha agregado que, además del gas y el petróleo, la automoción es la segunda industria y se producen  1,5 millones de coches anuales.

Las negociaciones recientes para levantar las sanciones a Irán servirán, ha afirmado, para mejorar notablemente su economía. Los embargos han supuesto la devaluación de la moneda en un 80%, el aumento de la inflación en un 30% y la venta de petróleo ha bajado un 50%. “Con los acuerdos alcanzados, Irán está abierta otra vez a los negocios”, ha concluido Sarmad.

Antoine Abbatuci, coordinador de la empresa F. Iniciativas, ingeniería con más de 5.000 clientes experta en las ayudas fiscales a empresas, ha explicado los incentivos fiscales que tiene la internacionalización de las empresas.  Los mayores atractivos fiscales están en Francia, Portugal, Gran Bretaña o Italia.

“Francia tiene uno de los incentivos más atractivos y más ágil. Es del 30%, de los gastos de I+D, independientemente de si la empresa tiene beneficios o no”, ha señalado. Únicamente, si la compañía tiene más de 100 millones de beneficios, la deducción baja al 5%. Abbatuci también ha explicado el caso de Portugal, que contempla deducciones entres el 32 y el 82% a la I+D. Aumenta la deducción según la empresa incremente cada año su gasto en I+D.

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow