Beneficios para las empresas asociadas a la participación de los trabajadores


Personas para las empresas y empresas para las personas

Mientras algunas empresas incorporan sistemas de participación de las personas porque valoran y apuestan por una visión más democrática de la empresa, otras lo hacen en la búsqueda de otro tipo de beneficios (eficiencia, sucesión, competitividad…). Sin pretender ser exhaustivos en la relación de motivaciones, se destacan las que más incidencia pueden tener en la decisión de impulsar o no la participación de los trabajadores en las empresas.

Beneficios para las empresas asociadas a la participación de los trabajadores

Sostenibilidad I Sucesión I Competitividad I Mejoras internas I Democratización I Mejora del clima laboral I Captación de talento I Captación de capital.

Sostenibilidad del entramado empresarial

Reduce las posibilidades de deslocalización de los centros de decisión de las empresas, debido a que aumenta la vocación de permanencia, la relación con el territorio, y la sensibilidad a la competitividad general del país.

Transmisión y sucesión empresarial

Favorece la transmisión de las empresas y la sucesión empresarial, puesto que la participación financiera brinda a los trabajadores la oportunidad de emprender desde dentro, hacerse con las riendas del negocio y orientarlo hacia un futuro prometedor valiéndose de todas las mejoras internas que se derivan de la aplicación de las distintas fórmulas participativas.

Competitividad empresarial

Mejora la competitividad empresarial, las empresas crecen más en términos de ventas, empleo, productividad y rentabilidad, generan más y mejores empleos, mejoran la cultura participativa, siendo, además socialmente más rentables, tanto desde el punto de vista fiscal, como por los mejores salarios y pensiones que generan y reducen la probabilidad de cierre de la empresa.

Mejoras internas

Suscita un conjunto de mejoras internas en la empresa, tales como un mayor nivel de productividad y mejora de la eficacia, refuerzo del sentido de pertenencia y lealtad, flexibilidad, menor absentismo y rotación del personal, aumento de la transparencia, mejora la calidad de gestión o una mayor cohesión social.

Democratización de las organizaciones

Aumenta el acceso a información y el poder de decisión de los trabajadores en la empresa. Como consecuencia, se definen objetivos, iniciativas, medidas, proyectos, etc. afines tanto al equipo de dirección como a los trabajadores de base de la compañía.

Mejora del clima laboral

Esta forma de trabajar crea un ambiente de confianza y respeto, un ambiente más abierto, solidario y más agradable, que promueve la aportación de ideas y soluciones por parte de los trabajadores, y que ofrece oportunidades de crecimiento personal, fomenta la autoestima y la autorealización.

Captación de talento

La participación financiera puede ser un instrumento valioso para retener empleados con cierta capacitación y perfil profesional y proteger así la inversión realizada en la formación específica de dichos trabajadores, ya que aumenta el nivel de implicación y compromiso de las personas.

Captación de capital

Es una herramienta básica de capitalización de las empresas que parte de dentro, que permite a los trabajadores acceder a los medios productivos mediante su aportación a capital y que, al fin y al cabo, permite conciliar las necesidades financieras de la organización con el interés de los trabajadores por el crecimiento y rentabilidad de la empresa.

 
¡Última hora!