Mito 6: “La Participación en Propiedad es el “nirvana”… de la participación”

17 diciembre, 2015

Innobideak Pertsonak: Mítos y Realidades de la participación de las personas en la gestión, resultados o propiedad de las organizaciones.

Si bien, la experiencia práctica de las empresas vascas convencidas del papel protagonista que las personas juegan en sus proyectos competitivos de futuro es relativamente alta, las pymes precisan clarificar conceptos y desterrar algunos mitos en torno a la “participación” de las personas en su gestión, resultados o propiedad de las organizaciones.

Aquí se presenta uno de los 10 falsos mitos que hemos identificado sobre la participación de las personas en la empresa de forma que podamos conocer la realidad de las empresas participativas y el potencial de generación del valor aportado por equipos de personas motivados y comprometidos en un proyecto compartido.

En este caso, analicemos cuanto tiene de mito y centremos la realidad que subyace tras la extendida expresión:

“La Participación en Propiedad es el “nirvana”… de la participación”

Si en filosofía Shramánica, alcanzar el “nirvana” supone acceder a un estado de felicidad supremo, una liberación espiritual por el que la persona se ve libre del sufrimiento y del ciclo de renacimientos, mucho nos tememos que en el ámbito de la gestión organizacional, la participación en propiedad no es ni el paradigma ideal, ni el fin de un largo proceso de cambio cultural, y ni mucho menos, un obligado punto de partida.

Así que en nuestra opinión, no es el único referente, aun siendo una opción estratégica muy importante, dentro de las múltiples herramientas que pueden configurar el despliegue de nuestro modelo de participación. Por lo tanto, en un sentido literal, la expresión es otro mito a desterrar.

Si visualizamos una pirámide conceptual, en la que en la base se represente la participación institucional, o en la gestión de nuestra organización, en su zona intermedia, la participación económica, o en los resultados, y en su vértice superior, situamos la participación en la propiedad, el recorrido de una organización en el desarrollo de su modelo de participación puede ser tanto ascendente como descendente, en ambos sentidos, dependiendo de su situación de partida. Nos explicamos.

Así, nos encontramos con empresas que comienzan a avanzar en el mundo de la participación desde la parte inferior de la pirámide, dando participación a sus equipos en la gestión, haciéndoles partícipes de información sensible de la organización, siendo más transparentes, comunicando mejor, facilitando una formación continua, aplicando fórmulas de trabajo en equipo, o mediante el desarrollo de equipos autogestionados, por citar algunas de las múltiples fórmulas a aplicar. De esta manera, poco a poco, a través de los años van avanzando hacia la participación en resultados, o en propiedad.

Podemos encontrarnos el caso contrario, sociedades cooperativas y sociedades anónimas laborales con un bajo perfil democrático, en las que la propiedad reside en las personas que desarrollan su trabajo en la organización y que sin embargo su participación es inexistente, no participan en su gestión, ni se implican en la toma de decisiones del día a día de su organización, y es reconocido de forma abierta por sus gestores. Por lo tanto, su evolución viene condicionada por un recorrido evolutivo descendente en la representación de nuestra pirámide conceptual, en su avance hacia una mayor participación en la gestión, mediante el desarrollo de un modelo más democrático.

Podemos concluir que el desarrollo de un cambio cultural organizacional hacia la participación en la propiedad, lejos de liberarnos, nos obliga a un mayor compromiso y responsabilidad en el día a día de nuestra organización. Teniendo como contrapartida, también es verdad, la posibilidad de obtener mayores satisfacciones profesionales en el desarrollo de la carrera profesional que sin duda nos brindará una organización de este tipo.

El Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco pone en acción la iniciativa Innobideak Pertsonak, que tiene por objeto apoyar el desarrollo de actuaciones de mejora competitiva en las empresas con centro de actividad en el País Vasco, a través de acciones dirigidas a la participación de las personas trabajadoras en la empresa que incluyan los tres elementos siguientes: (1) Diagnóstico Inicial, (2) Diseño de planes de Participación de las personas trabajadoras en la empresa y (3) Acompañamiento en la implantación de Planes de Participación de las personas trabajadoras en la empresa. En estos momentos esta ayuda está cerrada y comunicaremos su apertura por los canales habituales twitter y ADI! alerta ayudas SPRI.

La Estrategia Innobideak, además de apoyar la participación de las personas, impulsa el desarrollo de nuevos productos y servicios en el acceso nuevos mercados, mediante Innobideak Lehiabide; ofrece una metodología de diagnóstico y contraste, con el fin de medir y mejorar el grado de innovación de las organizaciones, facilitando el apoyo de profesionales externos, Innobideak kudeabide; y pone a disposición de los equipos directivos las competencias necesarias para implementar con éxito las claves de la Gestión Avanzada en sus organizaciones, mediante Innobideak Prestakuntza.

En definitiva, la Estrategia Innobideak del Gobierno vasco completa las acciones desarrolladas por SPRI y el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad encaminadas a apoyar a la empresa vasca en los ámbitos de la I+D+i, la internacionalización, nuevas inversiones y emprendimiento, lo que configura una oferta completa e integral en materia de desarrollo económico.

10 falsos mitos:

MITO 1 I MITO 2 I MITO 3 I MITO 4 I MITO 5 I MITO 6 I MITO 7 I MITO 8 I MITO 9 I MITO 10

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow