La UE firma el Pilar Europeo de los Derechos Sociales

22 noviembre, 2017

El texto recoge principios para la inclusión laboral y social.

 

En el marco del encuentro Social Summit for Fair Jobs and Growth, los máximos representantes de la Unión Europea firmaron el Pilar Europeo de los Derechos Sociales el pasado 17 de noviembre. El documento establece nuevos derechos ciudadanos relacionados con el acceso al empleo, a la formación y a servicios que garanticen una vida digna.

 

El texto está formado por 20 principios, repartidos en tres categorías: la igualdad de oportunidades y acceso al mercado laboral, las condiciones de trabajo justas y la inclusión y protección social. Así, en el primero de los ejes se incluyen derechos como el acceso a educación y formación permanente, la igualdad de oportunidades con independencia del sexo, origen, religión o discapacidad, y el derecho a recibir asistencia para encontrar empleo.

 

En cuanto a las condiciones laborales, el Pilar Europeo de los Derechos Sociales recoge principios como la promoción de formas innovadoras de trabajo que garanticen el empleo de calidad, el fomento del espíritu empresarial y el equilibrio entre vida profesional y privada. Finalmente, el texto incluye también derechos vinculados a la protección social de los trabajadores, el acceso a una renta mínima adecuada y a una pensión por jubilación que garantice una vida digna.

 

El documento, firmado por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, y el presidente de turno del Consejo de la UE, Jüri Ratas, establece también que la mayor parte de los derechos definidos son competencia de los estados miembros, aunque la CE desarrollará iniciativas dirigidas a promover su aplicación. Enlazado con el Pilar Europeo de los Derechos Sociales, se ha desarrollado una plataforma “marcador” donde se monitorizará el avance en cada una de las categorías por parte de los estados miembros y del conjunto de la UE.

 

Esta plataforma de visualización de datos recoge ya información relativa al avance de la Unión Europea entre 2005 y 2016 en cuestiones relativas a la integración social, el empleo y la formación. Las tendencias incluyen, por ejemplo, una reducción de los jóvenes que abandonan sus estudios sin el título de Secundaria: un 11’6% en 2015 frente al 15% en 2005 (aunque España cuenta con unas cifras muy por debajo de la media, con un 19% en 2015). Se acorta la diferencia de acceso al trabajo entre hombres y mujeres, situada actualmente en torno al 12%, y el número de personas empleadas se sitúa en una media europea del 71%, una cifra que no se alcanzaba desde 2008.

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow