La innovación social como herramienta contra la desigualdad de género

16 diciembre, 2015

La desigualdad entre hombres y mujeres se basa en unas normas socialmente construidas que condicionan la posición de las mujeres tanto en el ámbito profesional como en la vida pública y privada. Estas desigualdades se reproducen a diferentes niveles en todo el mundo, en cuestiones que van desde la brecha salarial a los cuidados familiares y del hogar, así como en la presencia dentro de puestos de decisión. La entidad británica The Young Foundation tiene en marcha Gender Futures, una iniciativa enfocada a avanzar hacia la igualdad de género en estos ámbitos, buscando nuevas estrategias en la innovación social. El proyecto se enfoca tanto a la investigación y la concienciación como a apoyar aquellas iniciativas innovadoras que ya trabajan en este ámbito.

El equipo de Gender Futures ha lanzado el primer resultado de su investigación, el informe Unequal Nation. La publicación, disponible para su descarga, identifica las áreas donde la innovación social puede tener un mayor impacto y recoge recomendaciones de cara a impulsar nuevas soluciones que ayuden a disminuir la desigualdad de género.

Una de las primeras conclusiones del estudio es la falta de conexión entre los proyectos, entidades y organismos que trabajan por la igualdad, por un lado, y los agentes ligados a la innovación social, por otro. Tal y como destaca The Young Foundation, en general trabajan de forma paralela y existen muy pocos puentes entre los dos ámbitos. Aún así, el informe analiza algunas iniciativas que avanzan en este sentido, realizando esfuerzos desde diferentes perspectivas.

Oguntê es uno de los proyectos, una entidad que se dedica al apoyo de mujeres con ideas ligadas al emprendimiento social, ofreciendo acompañamiento y un espacio para la conexión entre ellas. A band of Brothers, por otro lado, propone un cambio en los roles tradicionalmente masculinos, creando espacios de encuentro entre jóvenes con problemas de actitudes violentas y voluntarios mentores. El estudio incluye también Akkar Innovations, una empresa social que forma y emplea a mujeres en la producción y distribución de compresas, así como la muñeca Lammily, un juguete diseñado con proporciones físicas mucho más ajustadas a la realidad que busca romper con estereotipos de belleza.

El informe Unequal Nation recoge además algunas recomendaciones para responsables políticos y agentes relacionados con la innovación. El equipo de The Young Foundation destaca principalmente la necesidad de incluir la cuestión de género en los ámbitos relacionados con la innovación social, crear espacios compartidos para el diálogo e incorporar el reto de la desigualdad en los programas de apoyo y financiación.

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow