El futuro del trabajo: humanos aumentados gracias a las máquinas

16 noviembre, 2017

 

El think tank Millennium Project está elaborando una investigación sobre el futuro del empleo.

 

La expansión de las tecnologías, y especialmente la inteligencia artificial, están generando una preocupación generalizada acerca de la sustitución de la mano de obra humana por máquinas, y las graves consecuencias que ello tendría a nivel social. Pero en su charla de presentación del estudio Future of work / Technology 2050, el CEO de Millennium Project, Jerome Glenn, recordaba, “en los años 60, muchísima gente pensaba que íbamos inevitablemente hacia una Tercera Guerra Mundial, y eso no ha ocurrido”. Según el experto en prospectiva, “si miramos los datos globales, estamos ganando más de lo que perdemos, así que no tenemos derecho a ser pesimistas, pero tampoco podemos no hacer nada”.

 

El proyecto Millennium es un think tank dedicado a la prospectiva, y actualmente está desarrollando una investigación acerca de cómo evolucionará el ecosistema del trabajo y qué impacto tendrán las tecnologías en el futuro. Según este estudio, cuyas primeras conclusiones presentó Jerome Glenn en Madrid, en las próximas décadas cambiará la naturaleza del trabajo. “El contrato social actual basado en estudiar, trabajar y jubilarse no va a funcionar dentro de 25 años, así que debemos pensar un sistema económico nuevo”, afirmaba el CEO de Millennium.

 

El estudio ha dibujado varios escenarios, que van de una situación de graves conflictos económicos y sociales, debida a la total inacción gubernamental, a un futuro donde las personas pueden dedicarse a aquello que realmente les apasiona. En este escenario, según Glenn, los gobiernos han conseguido anticiparse al impacto de la inteligencia artificial, y se han aplicado sistemas de ingresos básicos universales que funcionan. Gracias a esa base de ingresos, las personas pueden buscar nuevas estrategias de autoempleo, poniendo en valor aquello que les gusta para ganarse la vida.

 

El think tank establece tres tipos de inteligencia artificial. La primera de ellas es la estrecha, donde los dispositivos tienen un único propósito, y a ella pertenecen muchos de los dispositivos que se están desarrollando actualmente. La segunda es la inteligencia artificial general, que sería capaz de responder a problemas de manera autónoma, mientras que la tercera, la superinteligencia artificial, fijaría sus propios objetivos sin tener en cuenta los nuestros.

 

Tal y como explicaba el CEO de Millennium, si bien no sabemos qué dirección va a tomar el futuro, sí podemos aprovechar las oportunidades de las tecnologías para aumentar nuestra inteligencia, y no solo la de las máquinas. En este sentido, Glenn presentó ejemplos como el de Elon Musk, quien está liderando una investigación para conectar el cerebro a ordenadores. La idea de fondo consiste en aprovechar el potencial de la inteligencia artificial para aumentar nuestras capacidades, de cara a no ser prescindibles en un futuro.

 

Millennium Project cuenta con más de 60 nodos repartidos por todo el mundo, con Prospektiker como nodo estatal. El think tank está llevando a cabo esta investigación sobre el futuro del empleo mediante la recopilación de opiniones expertas de diferentes sectores, poniendo en práctica la inteligencia colectiva. A nivel estatal, el nodo Prospektiker está trabajando también en la elaboración de un informe en base a los desafíos específicos de España. El estudio se publicará a principios de 2018 con la colaboración de Fundación Telefónica.

 

Presentación de la investigación Future Work / Technology 2050

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow