Dos potentes vías de ayudas a la innovación

5 noviembre, 2015

El Instrumento Pyme y el plan piloto Fast Track to Innovation, de la Unión Europea, ofrecen subvenciones de hasta más de un millón de euros para proyectos que tengan serias posibilidades de llegar al mercado. Una jornada celebrada en el Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia ha explicado cómo las empresas vascas tienen que presentar sus proyectos para ser aprobados. 252 empresas vascas han obtenido 90 millones de euros el pasado año, según ha resaltado la directora Tecnología y Estrategia del Gobierno vasco, Leire Bilbao. “La propuesta debe tener una solución técnica mejor que las existentes, que resuelva un problema y tenga un mercado”, destaca la evaluadora Maitane Txabarri, del CEIA de Álava.

Las empresas vascas tienen la oportunidad de acceder a importantes ayudas para impulsar la innovación con los llamados Instrumento PYME y la acción piloto Fast Track to Innovation-FTI, dos instrumentos de la Unión Europea para financiar acciones de innovación. Una jornada, organizada por el Grupo SPRI (la agencia de desarrollo empresarial dependiente del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad), Innobasque, Beaz y el Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia, ha servido para conocer la manera de acceder a esta financiación. Ambos instrumentos están dentro de Horizon 2020, el mayor programa público de inversiones en el mundo para impulsar la investigación, la innovación y la competitividad. La Comisión Europea tiene para el periodo 2014-2020 una dotación de 80.000 millones de euros para este programa, que proporciona financiación  en todas las etapas del proceso de innovación, desde la investigación básica hasta que el producto llegue al mercado.

La jornada, celebrada en la sede del Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia ubicada en Zamudio, ha sido abierta por la directora de Tecnología y Estrategia del Gobierno vasco, Leire Bilbao, quien ha calificado a Horizon 2020 como “una oportunidad para Euskadi para desarrollar la estrategia de especialización inteligente”, una de las prioridades de la política industrial del Ejecutivo. Bilbao ha resaltado que en este programa europeo, con vigencia desde 2014, las empresas vascas han accedido a importantes ayudas. “252 empresas han obtenido 90 millones de euros el pasado año”, ha señalado, lo que supone el 11,6% de la financiación lograda por España. “Nuestras empresas están trabajando de manera proactiva para lograr los resultados de I+D”.

Tras destacar que un total de 16 pymes vascas pymes ya han obtenido financiación en Horizon 2020, ha llamado la atención sobre los objetivos en los que ahora está incidiendo la Comisión Europa en sus programas de ayuda a la innovación. “Es importante que traslademos al mercado cualquier investigación tecnológica”.

200 millones de euros

Pilar Cervero, de la Agencia Ejecutiva para las pymes, EASME, se ha centrado en explicar el Fast Truck Innovation, “que es un programa piloto con 200 millones de euros para 2015 y 2016. Su singularidad consiste en que las ayudas no son para sectores concretos sino que se financian “ideas en torno a liderazgo industrial y retos sociales”. Además, tiene que estar muy cerca de la fase del mercado. Cervero ha revelado que en lo que va de año se han financiado 16 proyectos, cuatro de ellos en el Estado español, por un valor de 35,millones de euros. Se han presentado 1.149 participantes pero se han seleccionado 69.

Luis Guerra, del CDTI, la agencia estatal de ayuda a las empresas dependiente del Ministerio de Economía, ha disertado sobre la otra herramienta de financiación, el Instrumento Pyme. Ha asegurado que la Comisión Europea busca, con este programa, que las empresas crezcan. “No es un programa de I+D. Se trata de acelerar esas tecnologías que llegan al mercado y hagan crecer a la empresa”.

Es un programa con mayor financiación que el anterior, ya que las subvenciones medias superan el millón de euros por proyecto y este año se han presentado 10.000 proyectos, de los que se han financiado algo menos de 900.

Maitane Txabarri, del CEIA de Álava y que suele trabajar también como evaluadora externa del Instrumento Pyme, ha explicado la manera en que las empresas deben presentar propuestas para tener éxito. “La propuesta debe tener una solución técnica mejor que las existentes, que resuelva un problema y tenga un mercado”. La evaluadora ha recomendado que se busque la máxima nota y tener una perspectiva de negocio, como “si nosotros, con nuestro dinero, estaríamos dispuestos a apostar por el proyecto. Debe tener una visión global, no solo centrarse en Europa, y no tener miedo de exponer las debilidades. El evaluador tiene que examinar los riesgos del proyecto y por eso deben incluirse”.

Unai Zorriqueta, de Hasten Ventures, una compañía aceleradora de proyectos industriales, ha expuesto que su labor no busca que el proyecto sea aprobado para Horizon 2020 sino que “tenga sentido de negocio”. “Ayudamos sobre todo a aflorar la visión que tenéis y la contraste alguien de fuera. Aportamos contactos, dar un contrato. Pero siempre tiene que ser un gran negocio y viable”.

Asier Albizu, director general de Biolan, empresa que ha recibido ayudas europeas tras aprobarse sus proyectos, ha advertido que para lograr el éxito “tiene que ser un producto rompedor y los que lo presentamos tenemos que creérnoslo”.

Biolan, que trabaja ya en 30 países y tiene tres delegaciones comerciales en Chile, Ecuador e Indonesia, logró financiación europea para la detección de alérgenos provocados por el sulfito en la alimentación, especialmente el marisco. “Los sistema de medido del sulfito son muy lentos, unas dos horas, y nosotros lo hacemos en dos minutos. Nos concedieron algo más de 800.000 euros”.

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow