Aterkia: un proceso participativo para rediseñar los parques infantiles

14 abril, 2016

El Ayuntamiento de Portugalete realizará encuentros para decidir conjuntamente cómo se cubrirán los parques del municipio

Portugalete cuenta con un ratio muy alto de zonas de juego, una por cada 150 niños y niñas de 0 a 12 años, pero ninguna de ellas está cubierta. Con el objetivo de hacer que los parques también se puedan utilizar en días de lluvia o de mucho sol, el consistorio ha iniciado un plan para cubrir parte de ellos, incluyendo a la ciudadanía en la toma de decisiones.

Bajo el nombre de Aterkia, la iniciativa consiste en un proceso participativo donde se establecerá conjuntamente qué zonas de juego se cubrirán, y cómo. A lo largo del mes de abril, se realizarán talleres con cuatro grupos diferentes, que representan a los principales usuarios de los espacios: niños y niñas, vecinos, personas cuidadoras y comerciantes. En estas sesiones, las personas participantes deberán llegar a un consenso acerca de qué parques deberían techarse, en función de las necesidades ciudadanas pero también de las características técnicas y el presupuesto municipal. En un segundo paso, la intención es que los grupos de ciudadanos participen también en el diseño de las estructuras que se instalarán en las zonas de juego.

El consistorio ha publicado un mapa con las características de los parques y el 20 de abril se realizará la primera jornada, abierta a toda la ciudadanía, donde se informará acerca de las posibilidades y dificultades técnicas a la hora de cubrir los espacios públicos. Los talleres tendrán lugar del 23 al 29 de este mes, aunque para participar en ellos es necesaria la inscripción previa. Finalmente, el 9 de mayo el Ayuntamiento organizará otra sesión informativa para compartir las conclusiones de los talleres.

Esta iniciativa tiene como precedente el proyecto Jolasplaza, un proceso donde un grupo de niños y niñas de Portugalete participó en el diseño de un parque del municipio. Durante dos semanas, los 23 chicos y chicas trabajaron conjuntamente para decidir cómo sería la zona de juegos de la plaza Mateo Hernández. El objetivo de la iniciativa era doble, incluir sus deseos y necesidades como usuarios de los parques, pero también acercar a los más pequeños a la cultura de la participación ciudadana.

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow