“Somos capaces de predecir el futuro de las máquinas”

martes, 23 de mayo de 2017

Alberto Conde, CEO de Nem Solutions

Alberto Conde, CEO de NEM Solutions.

 

La compañía NEM Solutions, participada al 50% por CAF y Gamesa, ha sido galardonada recientemente con el premio a la firma europea más innovadora en los Global Brands Magazine Awards. No en vano, sus tecnologías de análisis de big data para los sectores del ferrocarril y la energía eólica están presentes en más de 57.000 máquinas, repartidas por todo el mundo. Aura, la plataforma desarrollada por la empresa, es capaz de predecir el comportamiento futuro de las máquinas, anticipándose a fallos de forma autónoma.

 

¿Cuál es el valor innovador de Nem Solutions?

 

Nosotros nacimos con la vocación de ofrecer un mayor control de las máquinas a las empresas cuyo negocio principal está en la operación y el mantenimiento de activos que deben durar mucho tiempo, centrándonos en el sector del transporte y la energía. Eso se traduce en detectar las necesidades futuras de la máquina antes de que falle, predecir para poder anticiparnos. Muchos dicen que somos como un traductor del lenguaje de las máquinas, porque al final somos capaces de anticiparnos a sus necesidades.

 

¿Cómo lo conseguís?

 

A través del análisis de los miles de datos que las máquinas producen diariamente. Los recogemos y mediante nuestra tecnología, modelamos el comportamiento. Cuando vemos que hay desviaciones entre el esperado y el real es cuando podemos anticiparnos a un problema futuro. Buscamos desarrollar productos y servicios únicos y revolucionarios para hacer que todo esto sea muy sencillo. Al final, no necesitamos instalaciones complejas, con un simple navegador web y una aplicación de teléfono móvil puedes saber el estado de salud de un tren o un aerogenerador en cualquier parte del mundo.

 

Para ello habéis desarrollado una tecnología propia, Aura, ¿en qué se diferencia de otras soluciones de big data aplicada a la industria?

 

Nem nace como una iniciativa de intraemprendizaje, a partir de una reflexión estratégica entre CAF y Tecnalia, en 2007. Ahora todo el mundo habla de big data e Industria 4.0, pero nosotros acabamos de cumplir 10 años, y en 2008 los trenes de alta velocidad en España ya tenían nuestra tecnología. Así que nuestro mayor valor añadido son las 57.000 máquinas conectadas a Aura, que en estos años han generado casi 35 millones de horas operativas. Al final, muchas empresas lo que hacen no es big data, es business intelligence, porque tienen a gente detrás que a través de herramientas de software analiza qué les pasa a las máquinas. Nosotros no tenemos gente detrás del análisis, tenemos gente mejorando el producto, los algoritmos y la arquitectura, pero es Aura la que de forma autónoma vigila las 57.000 máquinas.

 

¿Cuál es vuestro modelo de negocio?

 

Licenciamos esta tecnología para que cualquier cliente de Nem pueda tenerla a su disposición y automatizar en gran medida el mantenimiento basado en el análisis de salud de las máquinas. Por otro lado, también hay clientes que nos piden un servicio de apoyo para saber cómo mejorar en sus procesos a partir de los problemas futuros que van a tener. Al final, nuestro know-how acumulado nos da mucha capacidad de análisis en dos sectores muy complejos y competitivos.

 

¿Cómo se traduce en cifras las mejoras que supone vuestro producto?

 

Depende mucho de cada situación. Hay clientes que arrancan con un mayor margen de mejora y conseguimos reducir en torno al 30% en operaciones innecesarias. A otras, directamente les facilitamos el trabajo porque gracias al apoyo en este tipo de tecnologías, no solo tienen más conciencia acerca de lo que hacen, les permite cambiar sus modelos de negocio, así que no solo estamos hablando de ahorro, también de generación de nuevas vías de ingreso. Si tienes una menor incertidumbre sobre la actuación de tus máquinas en el futuro, puedes comprometerte a vender más energía, a tener más trenes disponibles o a ser más competitivo en los precios de tus servicios, porque ya no tienes que jugar con el factor de riesgo.

 

¿Hacia dónde queréis que avance Aura, cuales son vuestros objetivos de cara al futuro?

 

Ahora tenemos dos grandes retos. Como empresa, crecer sin perder la mentalidad de empresa joven, porque hemos crecido mucho en 10 años y tenemos que sostenerlo, no queremos morir de éxito. Por otro lado, nuestro reto tecnológico actual está en cómo facilitar que el mantenimiento de la plataforma Aura sea cada vez más autónomo. El seguimiento de las máquinas ya lo es, pero el mantenimiento de la plataforma requiere que nosotros estemos detrás. Estamos trabajando en reducir esa necesidad de mantenimiento y mejora continua para que la plataforma sea cada vez más inteligente. De esta forma, nos podremos enfocar a introducir nuevas funcionalidades y mejorar nuestra capacidad de anticipar el tiempo de vida de un activo.

Artículos relacionados
También te puede interesar