SolidaridUp, pequeños gestos que ayudan a la integración

miércoles, 19 de julio de 2017

Comerciantes que participan en el proyecto.

La ONG Zabalketa tiene en marcha el proyecto con 18 comercios getxotarras.

 

Invitar a un café, pagar un corte de pelo o costear una sesión de relajación a una persona sin recursos son gestos simbólicos, pero pueden ayudar a que se sienta integrada como una más en la comunidad. Esa es la idea detrás del proyecto SolidaridUp, impulsado por la ONG Zabalketa. La iniciativa consiste en la colaboración entre establecimientos de Getxo, ciudadanía y entidades solidarias del municipio, y cuenta con el apoyo del Área de Cooperación del Ayuntamiento.

 

El proyecto surgió a raíz de una campaña de ayuda puesta en marcha por Zabalketa tras el terremoto que asoló Filipinas en 2013. En ella participaron muchos comercios del municipio como puntos para la recogida de donaciones y una vez hubo finalizado, muchos establecimientos se acercaron a la ONG para ver cómo podían seguir colaborando en programas de ayuda solidaria. “Nosotros somos una ONG de cooperación al desarrollo, pero también trabajamos en temas de sensibilización aquí”, explica Jaime Bernar, director de Zabalketa, “vimos la capacidad que tienen los establecimientos locales para la conexión con la ciudadanía, y a la vez, que había un interés por canalizar sus inquietudes solidarias”. De ahí nació la idea de crear SolidaridUp.

 

A mediados de 2015 se lanzó un proyecto piloto, y tras el éxito, se amplió la iniciativa y actualmente participan 18 establecimientos de Getxo, incluyendo bares, peluquerías, centros de terapias, tiendas de ropa, copisterías y comercios de iluminación. En cada uno de ellos, la clientela habitual puede realizar aportaciones que se convierten en servicios o productos para personas del entorno que viven en riesgo de exclusión. Así, por ejemplo, se pueden aportar 5 euros para una sesión de peluquería o un taller de autoestima y relajación, dejar pagado un café en la cafetería o donar material como libros, bolígrafos y libretas.

 

“Las iniciativas están destinadas a personas o familias en situación de vulnerabilidad, y muchas se gestionan mediante vales que se entregan a través de las entidades solidarias del municipio, porque son las que mejor saben quién los puede necesitar”, explica Ainara Cortazar, responsable de SolidaridUp en Zabalketa. “El proyecto es también una oportunidad para generar tejido entre institución local, ciudadanía y entidades del Tercer Sector”, añade Jaime Bernar.

 

Según cifras de la ONG, cada día se sirven unos cinco cafés en cada uno de los tres bares que participan en el proyecto y se realizan en torno a 15 servicios de peluquería al mes repartidos en cinco establecimientos de estética. Ahora, la entidad solidaria tiene como objetivo extender el proyecto a otros municipios de Bizkaia.

Artículos relacionados
También te puede interesar