Sistemas ciberfísicos para optimizar la industria energética

jueves, 27 de julio de 2017

El centro se encuentra en fase de creación de un amortiguador para aumentar la capacidad de corte de las máquinas

IK4-IDEKO participa en un proyecto europeo que busca mejorar la eficiencia y reducir los costes de fabricación de componentes para el sector de la energía eólica

 

Con el fin de desarrollar una nueva generación de sistemas ciberfísicos para la fabricación de grandes componentes destinados al sector de la energía eólica, el centro tecnológico vasco IK4-IDEKO participa en el proyecto europeo CIMEC, que busca mejorar la eficiencia y reducir los costes de fabricación asociados a estas piezas.

 

Los sistemas ciberfísicos, basados en la combinación de dispositivos electrónicos o informáticos con elementos físicos reales, incorporan múltiples capacidades que permiten, entre otras, controlar una máquina herramienta para optimizar su rendimiento o monitorizar su estado.

 

En este contexto, el centro investigador especializado en fabricación avanzada IK4-IDEKO se encuentra en fase de creación de un amortiguador cuya finalidad será aumentar la capacidad de corte de las máquinas. Este nuevo equipo contará con un controlador en tiempo real de altas prestaciones, que permitirá eliminar los distintos problemas que pueden surgir durante los procesos de mecanizado.

 

El diseño de este amortiguador será crucial para poder llevar a cabo un diagnóstico continuo de la calidad superficial de la pieza que se está mecanizando, gracias a su capacidad para monitorizar en la nube y analizar todo el proceso en su conjunto.

 

El proyecto CIMEC, que comenzó en junio de 2015 y finalizará en diciembre de 2018, cuenta con la participación de un consorcio integrado por las empresas SORALUCE, DANOBAT e Ingeteam, a las que se suman dos centros tecnológicos, Eurecat e IK4-IDEKO. El ámbito del sector energético será el principal beneficiario de los resultados de esta aplicación, reduciendo los gastos asociados al proceso de fabricación.

 

La iniciativa, que cuenta con financiación estatal y europea, forma parte del programa de I+D+i Retos-Colaboración 2016, en el marco del ámbito R3: “Energía segura, eficiente y limpia”.

Artículos relacionados
También te puede interesar