“No debemos perder la parte humana en los servicios de teleasistencia”

jueves, 27 de abril de 2017

Grupo de trabajo en workshop
Workshops del proyecto europeo ICT4Silver.

Itziar Álvarez es responsable de Home Care Lab, la unidad I+D+i de Grupo Servicios Sociales Integrados, una cooperativa de empresas de iniciativa social que lleva 30 años ofreciendo servicios de atención domiciliaria a personas mayores y dependientes. El 24 de abril, Itziar presentó en el encuentro Aging Bilbao el proyecto europeo ICT4Silver, en el que participa Home Care Lab junto a Tecnalia y GAIA – Cluster TEIC.

 

¿Qué nuevas posibilidades ofrecen las TIC para mejorar la asistencia domiciliaria a mayores?

 

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la tecnología es un medio para ofrecer un servicio. A la hora de diseñar soluciones tecnológicas es muy importante que sirvan para dar respuesta a las necesidades de las personas mayores y sus familias, no se trata de desarrollar una app o una ayuda técnica y ver después para qué puede servir. También es importante no perder la parte humana de los servicios. En el encuentro Aging Bilbao se habló del servicio público de teleasistencia BetiON. Es una tecnología relativamente sencilla, una medalla que las personas mayores llevan colgada y que pueden pulsar para recibir asistencia, el éxito se basa en el equipo que atiende al otro lado.

 

Desde vuestro living lab HomeCare Lab participáis en el proyecto europeo ICT4Silver, ¿en qué consiste?

 

Es un proyecto cofinanciado por el programa Interreg SUDOE que trata de dar respuesta al reto social del envejecimiento cruzando las necesidades de las personas mayores con el potencial de innovación que tienen las tecnologías. Se enfoca a cinco áreas, la atención social y sanitaria, el envejecimiento activo, la vida independiente, el transporte y la movilidad y la vivienda y el urbanismo. El proyecto se enmarca en lo que se denomina Silver Economy, que se define como la suma de toda actividad económica que da respuesta a las necesidades de las personas de más de 50 años.

 

¿Qué esperáis conseguir a través del proyecto?

 

El objetivo es facilitar que 30 pymes de la región del sudoeste europeo puedan lanzar al mercado sus productos o soluciones tecnológicas para dar respuesta a las necesidades de este sector de población. En ICT4Silver participan clusters de tecnología, living labs y centros tecnológicos del sur de Francia, Portugal, Euskadi y Cataluña, y en la región de Euskadi estamos Tecnalia, GAIA-Cluster TEIC y Home Care Lab.

 

Cada región ha identificado los actores relacionados con la silver economy del entorno y hemos realizado workshops para recoger las necesidades de estas pymes. En los encuentros participaron cerca de 60 agentes, incluyendo representantes de la Administración Pública, pymes, centros tecnológicos, empresas proveedoras de servicios sociales… A partir de ahí se abrió una convocatoria para pymes interesadas en testear sus soluciones en el living lab y entre octubre de este año y mayo de 2018 se empezarán a realizar los pilotos. Finalmente se va a acompañar a las empresas para el lanzamiento al mercado de sus productos.

 

Desde Grupo SSI, ¿qué tipo de soluciones TIC estáis aplicando para mejorar la autonomía de las personas mayores?

 

Hemos venido trabajando en diferentes áreas, como la estimulación de funciones cognitivas mediante la tecnología o la terapia psicológica en remoto, tanto para las personas mayores como para cuidadores familiares, compartiendo la pantalla con una persona profesional de psicología. Estamos trabajando también en la monitorización de los hábitos de vida de las personas mayores con enfermedades crónicas. Hemos testado dispositivos para mejorar su adherencia al tratamiento farmacológico porque a menudo las personas mayores que presentan varias patologías crónicas a la vez tienen que seguir tratamientos farmacológicos muy complejos.

 

Otra de las áreas en la que estamos trabajando recientemente es la alimentación, mediante el desarrollo de productos con nuevas texturas para favorecer una alimentación con todos los nutrientes que necesitan las personas mayores. También hemos desarrollado una de las primeras especialidades formativas del Gobierno Vasco enfocada a adquirir competencias digitales para trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio, en colaboración con Lanbide. Si tratamos de llevar las tecnologías para el cuidado al hogar, nuestras trabajadoras deben tener las competencias tecnológicas necesarias para apoyar a las personas mayores en su uso.

Artículos relacionados
También te puede interesar