“La realidad aumentada presenta estrategias muy interesantes para la industria”

Jueves, 13 de Julio de 2017

Fotografía de Nestor Arana.

Nestor Arana, coordinador del grupo Automatización Inteligente en Mondragon Unibertsitatea.

 

La realidad aumentada ha empezado a mostrar su potencial en áreas como el marketing y el turismo, aportando información adicional a los usuarios a través de la pantalla del móvil o la tablet. Pero estas tecnologías, que permiten añadir elementos virtuales al entorno físico en tiempo real, tienen aplicaciones muy interesantes también en el campo de la Industria 4.0. Nestor Arana, investigador en la facultad de Ingeniería de Mondragon Unibertsitatea, estuvo el 13 de julio en la jornada Píldoras Formativas 4.0 de Polo de Innovación Garaia explicando el potencial de estas tecnologías.

 

¿Qué es la realidad aumentada, y en qué se diferencia de la realidad virtual?

 

Si en un extremo de un eje situamos la realidad tal cual la observamos los seres humanos, en el otro extremo estaría la realidad virtual, donde todo es digital. Pero utilizando tecnologías como tablets o smartphones podemos introducir información digital al entorno real, aumentando la realidad con una capa de información digital. Por ejemplo, estamos en la puerta de un museo y al sacar una foto o un vídeo, la imagen en la tablet nos ofrece información adicional sobre la exposición que hay en el interior. Eso lo podemos aplicar a muchos contextos, un producto que vamos a comprar nos puede ofrecer información sobre su origen y sus propiedades, o en turismo, podríamos andar por las calles de una ciudad y la tablet observaría dónde estamos para darnos información de qué podemos encontrar en cada dirección.

 

¿Qué posibilidades abre la realidad aumentada en la Industria 4.0?

 

Muchas, aunque estamos observando que hay algunas que cobran especial sentido, como son la formación, el mantenimiento y el diseño de líneas de producción junto al comprador. Por ejemplo, si tienes un torno, una fresadora, una laminadora,… y las introduces en tu tablet, puedes arrastrarlas para hacer una secuenciación de las diferentes máquinas y tener una idea de cómo distribuirlas e incluso cómo podría funcionar la línea de producción. Todavía faltan algunos pasos para conseguir la simulación, pero las herramientas ya existen. Otra de las funcionalidades está en la venta, puesto que si vas a una feria no puedes llevar muchos elementos pesados, pero sí una unidad de ejemplo y el resto del catálogo puede estar digitalizado con capacidad de simulación y de observación con mayor realismo.

 

Y en cuanto a otros usos como formación o mantenimiento, ¿qué potencial tiene?

 

Para una empresa que quiere contratar a muchas personas a la vez, es una herramienta que permite formar a las personas con un alto nivel de realismo. Puedes aprender cómo funcionan las tripas de un torno sin tener que desmontarlo, o cómo realizar una operación delicada, viendo los pasos a dar. También te permite vender un producto con información de mantenimiento adicional. Además, están apareciendo visores bastante sofisticados como los cascos de seguridad con gafas que te ofrecen información a medida que avanzas. Este tipo de estrategias permiten tener las manos libres para trabajar y puedes ir guardando la información que vas observando para luego hacer una validación del proceso.

 

¿En qué punto está la aplicación de estas tecnologías en las empresas vascas?

 

Yo diría que estamos en un paso preliminar. La tecnología ya tiene cierta madurez, y ahora es la industria la que ha de empezar a integrarla y extenderla. La tecnología existe, así que el siguiente paso es la adopción.

Artículos relacionados
También te puede interesar