El gasto en Tecnologías de la Información crece en un 2’4% a nivel global

jueves, 27 de julio de 2017

infraestructura tecnológica.

El software empresarial es el mercado que más aumenta.

 

A lo largo de 2017, el gasto total en tecnologías de la información será de 3 billones de euros, cifra que supone un crecimiento del 2’4% en relación a 2016. Este dinero se destinará principalmente a servicios de comunicaciones –un 40% del total-, seguido por servicios IT –un 26%- y dispositivos, que supondrán el 19% del gasto global en tecnologías de la información.

 

Las cifras pertenecen al informe sobre tendencias tecnológicas elaborado por la consultora Gartner, que recoge una predicción de gasto global en tecnologías durante 2017 y 2018. En relación al año que viene, la tendencia es que las inversiones en tecnologías sigan aumentando a un ritmo aún más rápido, un 3’5%, llegando a los 3’11 billones de euros.

 

Durante este periodo, según Gartner, el mercado que más crecerá será el del software empresarial, por encima del 7’5%. La razón principal es que estas aplicaciones permiten obtener beneficios a través de nuevos canales de negocio y aumenta la necesidad de automatización y de nuevas funcionalidades. Con la adopción de aplicaciones SaaS crece también la demanda de herramientas de gestión en la nube que permitan mejorar la infraestructura y las operaciones.

 

Por otro lado, a lo largo de 2017 crecerá por encima de la media el gasto global en dispositivos, donde se incluyen tanto ordenadores personales como tabletas y smartphones. En total, supondrán 566.000 millones de euros, un 3’8% más que en 2016. El porcentaje más alto de crecimiento es en teléfonos móviles, mientras que el mercado de las tablets sigue disminuyendo.

 

Según afirma en la nota publicada por Gartner el vicepresidente de la consultora, John-David Lovelock, el impacto de los negocios digitales “está haciendo emerger nuevas categorías, como por ejemplo la suma de software, servicios y propiedad intelectual”. Estos servicios de nueva generación incluyen tecnologías disruptivas específicas en la industria como la Internet de las Cosas para la manufactura, el blockchain en los servicios financieros y la maquinaria inteligente en el retail.

Artículos relacionados
También te puede interesar