El 75% de los europeos ve positivo el impacto de las nuevas tecnologías

martes, 06 de junio de 2017

robot
Casi el 70% considera que las tecnologías de inteligencia artificial ofrecen importantes beneficios.

La mayoría cree que la digitalización y la automatización mejoran la calidad de vida.

 

Tres de cada cuatro personas en la Unión Europea piensan que las tecnologías digitales más recientes tienen un impacto positivo en la economía, mientras que un 67% cree que generan un mayor calidad de vida. Esta percepción se extiende también hacia los robots y la inteligencia artificial, puesto que un 61% de la ciudadanía tiene una actitud positiva hacia este tipo de innovaciones. Además, ocho de cada diez personas cree que son necesarias para realizar trabajos demasiado duros o peligrosos.

 

Estas son algunas de las conclusiones que recoge la encuesta Eurobarómetro realizada por la Comisión Europea, que se enmarca en el proceso de revisión de la estrategia del Mercado Único Digital. El informe, basado en entrevistas presenciales a 28.000 personas de diferentes procedencias y perfiles sociodemográficos, muestra en general una percepción positiva en relación a las tecnologías digitales y su impacto potencial. Esta opinión hace referencia tanto al ámbito cotidiano como a los beneficios económicos y sociales de la digitalización.

 

En relación a los robots y la automatización, un 68% considera que son buenos porque pueden ayudar en multitud de tareas, tanto en el ámbito laboral como personal. Aún así, el 74% considera que estas tecnologías harán desaparecer más trabajos de los que generen, y casi la mitad de los encuestados –un 44%- piensa que su trabajo podría ser realizado, al menos en parte, por un robot. En cuanto a los sectores de aplicación, generan rechazo en ciertos ámbitos: solo a una de cada cuatro personas le parecería bien que le cuidara un robot o estaría a gusto yendo en un coche sin conductor en medio del tráfico.

 

En cuanto a las competencias digitales, un 76% considera que tiene habilidades suficientes o casi suficientes en su día a día, y solo un 17% considera que no está formado en el uso de tecnologías digitales para realizar su trabajo, aunque estos porcentajes cambian mucho en función del país y la edad de las personas encuestadas. Por otro lado, el informe muestra unos niveles altos de desconfianza en relación a las historias publicadas en las redes sociales –solo un 7% considera que son fiables-, y una preocupación por la seguridad y la privacidad online. El 61% admite que estas cuestiones tienen una importancia grande a la hora de comprar un dispositivo tecnológico, mientras que un 63% utilizaría más servicios online si percibiese mayor nivel de seguridad.

Artículos relacionados
También te puede interesar