Optimización y rendimiento de máquinas sin importar su ubicación en el mundo

27 enero, 2015

TRANSCRIPCIÓN DE LA ENTREVISTA

¿Se puede decir que son los encantadores de la máquina-Herramienta?

Si. Más bien de las máquinas en general. La máquina herramienta es un sector muy potente en Euskadi y nos fijamos mucho en él. Pero hay que decir que nuestro sistema se puede aplicar en cualquier máquina con un suficiente nivel de automatismo.

¿Se trata de sacarles el máximo rendimiento, por muy inteligentes que sean las máquinas?

Aquí hay dos partes. Por un lado, que  el propio fabricante sepa cómo están funcionando las máquinas que tiene por el mundo. Nosotros les aportamos una visibilidad de cómo están funcionando, de forma que, si dan síntomas de cualquier problema, pueden anticiparse. Y con toda esa información recopilada en un mismo punto, podemos ayudar a mejorar los diseños. Y por otra parte, ofrecer la venta de la máquina que está conectada a una red de conocimientos, para que funcione mejor y gasten menos en mantenimiento. Tienen una mejorar competitiva.

Esto tiene que ver con la llamada industria 4.0

El concepto industria 4.0 es muy amplio. Nosotros nos centramos en la inteligencia competitiva: si tenemos muchas máquinas a la vez, aprender de todas en vez de una. Y mejora no solo en la fabricación sino también en el diseño.

Monitorizáis ya 44 máquinas. ¿Qué expectativas tenéis para 2015?

Estas 44 que tenemos controladas, que están en cuatro continentes, son gente que ha confiado en nuestra tecnología y hemos podido cobrar por ello. Pero han sido implantaciones prototipo, ahora queremos dar un salto al mercado con productos mucho más definidos. En 2015 no hay techo, tenemos capacidad para desplegarnos en un número masivo de máquinas en muy poco tiempo y con costes contenidos.

Las condiciones del mercado juegan a vuestro favor. Porque los compradores  cada vez exigen más cláusulas de mantenimiento de la máquina y hay un nicho de mercado.

Es algo que ha ido creci8endo. Si nos ponemos en el punto de la vista de un comprador que paga varios millones de euros por una máquina, quiere que alguien garantice la productividad de la máquina. Y se demanda más garantías de producción y los compradores quieren capacidad productiva, sin paradas. Hablamos de máquinas de 5-10 millones de euros. Se puede actuar si hay algún fallo, dar consejos de mantenimiento sin desplazarse a China o Japón.

 

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow