Jon Iturbe, LABORLAN: Honestidad, Ética y Compromiso en “La Azucarera” de Vitoria-Gasteiz

9 diciembre, 2016

“Me gustaría contar que se me ocurrió un negocio boyante, o que puse en marcha la empresa para cubrir una nueva necesidad en el mercado… Pero para ser sincero, mi proyecto es una forma de auto-empleo que nació de la necesidad…”

Jon Iturbe tiene ahora 35 años y a los 17 no tenía claro si quería ir a la Universidad o realizar un ciclo formativo: “Gracias al empuje de mi madre, decidí cursar la Diplomatura en Relaciones Laborales en la UPV y la Licenciatura de Ciencias del Trabajo que acabé en Barcelona”.

Terminar la carrera en una gran ciudad le dio la oportunidad de adquirir una primera experiencia técnica profesional: “De esta forma, fui ampliando mis competencias en multinacionales mientras realizaba un máster en prevención de riesgos laborales”.
La crisis del sector de la construcción “me pilló en una empresa de este sector; finalizó mi contrato por obra y, así, decidí ofrecer mis habilidades al mercado…”

 

Honestidad, Ética y Compromiso, tres palabras que definen claramente tu misión y visión

El negocio de las asesorías y despachos profesionales tiene una imagen clásica: Las relaciones entre cliente y asesor, son relaciones de amistad de muchos años, y las barreras de entrada para una empresa joven son enormes.

A la vez, están ocurriendo cambios tecnológicos a un ritmo trepidante que agilizan las gestiones y esto lleva a una guerra de precios a la baja. Así, con precios a la baja y las dificultades de entrada, decido diferenciarme en dos aspectos:

1) ofrecer un servicio intensivo en tecnología, como es el trabajo en la nube, la conexión en remoto, reuniones por videoconferencia, papel cero… pero compatibilizado con la gestión clásica en aquellos negocios que aún necesitan el papel.

2)  Tras inventarme el ‘naming’ de LABORLAN, quise apoyarlo con un slogan que identificase una personal forma de ser y de trabajar. Así surgió el apellido: “Honestidad, Ética y Compromiso”. Estas tres palabras resumen la calidad humana del trabajo y el mimo por el detalle.

  • Honestidad: Ser sincero con uno mismo y con el cliente. Nadie sabe de todo y por eso a veces hay que decírselo así al cliente. Cada uno tiene su área de especialización y muchas veces es mejor prevenir que curar
  • Ética: El prestigio de una firma no se puede negociar y por eso, si hay algunas gestiones sobre las que si existe un riesgo de ilegalidad, se rechazan de plano.
  • Compromiso: Todas las empresas vivimos de los clientes, -de los que pagan y a veces de los que no pagan-, por eso hago todo lo humanamente posible para adaptarme a las situaciones concretas de todo el que llama a mi puerta.

 

Sí, háblanos de quiénes son actualmente tus clientes ¿A qué perfiles de negocios te diriges principalmente?

Un primer bloque de clientes lo forman emprendedores de mi generación que buscan su hueco en el mercado en forma de auto-empleo; fotógrafos, diseñadores gráficos, arquitectos técnicos, academias, geógrafos, etc. Este tipo de perfil suele ser muy autónomo en su gestión diaria.

Un segundo bloque de clientes son empresas que cuentan con personal contratado por cuenta ajena. Aquí entraría desde una empresa de ingeniería y metal con 20 trabajadores, hasta la pequeña panadería de barrio que tiene una chica contratada a tiempo parcial, una academia de enseñanzas, una empresa de iluminación, o una multi-servicios.

Y un tercer bloque corresponde con la asistencia jurídica laboral. Aquí estarían personas que, trabajando por cuenta ajena, tienen dudas puntuales en materia laboral. Por ejemplo, quieren revisar una liquidación, consultar su pensión de jubilación, o bien quieren impugnar un despido, una incapacidad permanente,..

 

Ofreces los habituales servicios de Asesoramiento y Gestión Laboral, Fiscal, Contable,.. Pero también propones acompañar a los negocios en otras áreas estratégicas

En la medida en que el tiempo me lo permite, pues curso ahora 3º de Derecho, trato de acompañar a mis clientes en su itinerario profesional; plasmar en un proyecto su idea de negocio, interesarme en aquellas cuestiones clave del negocio, buscar sinergias, o informar de todas las ayudas vigentes, entre otras actividades.

 

En vuestro sitio web explicas que trabajar con LABORLAN es muy fácil, haciendo las cosas de forma ágil y cómoda…

Ahora mismo, Laborlan responde en el mismo día todas las incidencias que se puedan plantear. Algunas se solucionarán en el momento y otras quizá no se pueda, pero siempre se va a dar una respuesta inmediata: El trato siempre será directo conmigo.

Las empresas que disfrutan de un archivo online tienen la posibilidad de tener organizada toda su documentación legal en carpetas temáticas y subcarpetas. Se actualizan y archivan todos los certificados, informes, nominas, seguros, formularios, etc. y se sincronizan en el móvil y escritorio.

La ultima innovación es el servicio de videoconferencia para asesoramiento Laboral: Cualquier consulta la puedes resolver sin necesidad de desplazamientos si dispones de una simple webcam y unos cascos.

 

¿Has recibido apoyos para la puesta en marcha de la empresa?

He recibido dos apoyos fundamentales; sin ellos, la puesta en marcha de la empresa hubiera sido mucho más costosa. El primero fue una beca del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz para arrancar con el negocio, antes de tramitar el alta. El segundo empujón me lo dio la Diputación Foral de Araba para la primera inversión en publicidad, equipo informático y software de gestión (Programa Álava Emprende)

 

 

Te ubicas en “la Azucarera”, un singular edificio restaurado por Grupo SPRI destinado a facilitar la actividad empresarial de Vitoria-Gasteiz.

Así es, mi actual ubicación está en el edificio de “la Azucarera” dentro del semillero de Jóvenes Empresarios de Álava. Conocí esta asociación cuando desarrollé el proyecto de empresa. Estuve un tiempo detrás de una oficina en este edificio por la proximidad con Zabalgana, que es un barrio joven, muy dinámico, y también porque antes había captado a algunos clientes de la asociación a través de distintos networkings. Finalmente, en Agosto de 2014 se quedó libre una oficina y así entré en “la Azucarera”. Es un edificio espectacular que cuenta con un amplio hall y dos ascensores acristalados que me recuerdan al Palacio de Justicia, el lugar donde me gustaría ejercer mi carrera profesional.

 

+info: www.laborlan.com

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow