Juan Sadaba, ‘Nerei’: “Con el sistema Birloki, queremos dar sentido a palabras como Resiliencia…”

10 noviembre, 2017

Su formación específica es de arquitecto urbanista, pero el carácter creativo y transversal de Juan Sadaba le ha llevado a explorar otros mundos en los que ha sumado algunas de sus diferentes inquietudes; arte, tecnología, ingeniería,..

Inquietudes, viajes, experiencias y otra indudable forma de ver las cosas, van tomando rumbo hasta que en 2013 se constituye ‘Nerei Emotional Intelligent’ junto con Joseba Zubizarreta, pequeña organización que nace como una Start Up de ‘ner group’.

Entre sus proyectos cabe destacar el sistema “Birloki”, mobiliario urbano llamado a interactuar entre la ciudadanía y la ciudad, que ya se encuentra instalado en Singapur, Vietnam, USA o México y, en breve, formará también parte amiga de nuestro paisaje en Euskadi.


Te has dedicado durante años al espacio urbano, las ciudades y la tecnología, “traspasando los lí
mites clásicos entre las disciplinas…”

Mi formación específica es de arquitecto urbanista, pero supongo que la forma de ser de cada uno le lleva a posicionarse de una forma u otra en el mundo profesional. En mi caso, mi perfil siempre ha ido en la dirección de aportar ese carácter un poco más creativo y transversal, sin quedarme encajado en ninguna disciplina y con inquietud por muchos otros ‘inputs’, desde el mundo del arte hasta la tecnología más cercana a la ingeniería.

Quizá depende del momento histórico que te toque vivir; en esta época de crisis y ruptura, la creatividad, la visión global y transversal entre sectores son los factores que crean el movimiento para avanzar.

Cuando digo “crisis”, no me refiero al momento duro económico que hemos sufrido, sino a una disrupción en el acercamiento a la tecnología, la ciudad e incluso el orden jerárquico internacional.

 

Y también dedicas cierto tiempo a la formación: EHU-UPV, Deusto, Cantabria,.. ¡Incluso MIT y Singapore!

Eso es un punto que no me gustaría abandonar nunca, para no caer en la rutina gris de la metodología profesional y mantener el cuestionamiento constante de las cosas, que siempre viene desde los más jóvenes.

He dado y suelo dar clase aquí, pero la experiencia más interesante ha sido en Singapur, en la SUTD (Singapore University of Technology and Design) que funciona en Asia en colaboración con el MIT de Boston. El programa se diseña en conjunto con el MIT. El profesorado también es mixto y el programa plantea unos estudios de diseño en los que la tecnología está presente en todo el proceso y en el que se trabaja una parte importante del tiempo en taller, creando proyectos reales. Aún sigo vinculado a algún proyecto como el ‘Finger Reader’, un proyecto de un ‘wearable’ (anillo) para permitir leer a personas invidentes , en el que están el ‘Fluid Interfaces Lab’ del MIT y el ‘Augmented Human Lab’ de Singapur. Creo que sería interesante conseguir alianzas para traer ese conocimiento a nuestras universidades.

 

Tu actividad profesional se ha desarrollado en diferentes zonas del mundo; América, Europa, Asia,.. En este último continente has vivido varios años.

Lo más interesante de viajar por el mundo trabajando es que la inmersión en la cultura real es mucho mayor que cuando vas de vacaciones. A mí por lo menos me atrae más.

En mi caso, sobre todo, he aprendido de Urbanismo y de cómo funciona la gente y las ciudades. Aquí ya había trabajado en Planeamiento Territorial y estratégico (PTP de Bilbao, Plan Territorial de Mallorca, así como otros proyecto de menos escala y con más diseño). Ver cómo funcionan las urbes en Asia, América o África, y como se relaciona la gente, ofrece da una perspectiva mucho más rica para poder aplicar en tu propio trabajo.

La parte humana de conocer otras culturas es importante. No es lo mismo negociar con un chino, que con un indio o uno de Bilbao; la forma de gestionar cualquier proyecto o resolver los posibles conflictos, es completamente diferente.

 

Combinando experiencia, mundo y diferentes inquietudes, en 2013 se crea ‘NEREI Emotional Intelligent’

Aunque la génesis de la idea fue anterior, ya sobre el año 2010 comencé a ganar cierto reconocimiento y premios con una de las patentes que había desarrollado, Birloki System. Me fui por mi cuenta a India, China y otros lugares de Europa, y la cosa empezó a generar movimiento.

En ese momento me encontré con el grupo NER y decidimos invertir, hacer esfuerzo y equipo juntos. Creamos ‘Nerei Emotional Intelligent’ y nos propusimos intentar reforzar nuestra presencia; aprender allí donde más caso nos habían hecho, que era Singapur, donde nos habían preseleccionado para un proyecto importante.

Trabajar con el grupo NER para mí ha sido clave, no solamente por el apoyo en conocimiento de negocio y músculo financiero, sino por la confianza que todo el grupo pone en cada uno de los componentes, que es lo que refuerza la parte humana y engrasa el motor del grupo.

 

Y en NEREI se desarrolla el sistema Birloki, un elemento llamado a facilitar la vida de las personas en las ciudades…

El sistema Birloki parte de la idea de crear un mobiliario urbano diferente, una nueva forma de interactuar entre el ciudadano y la ciudad. Buscamos desde el principio crear elementos urbanos que estuvieran activos y vivos, que favorezcan la participación y la interacción. Queríamos y queremos dar sentido a palabras como “resiliencia”, haciendo que de verdad la ciudad se pueda adaptar a los cambios y evitar que otros términos como “smart city” acaben vacíos de contenido por no ser percibidos por la gente de a pie.

El sistema Birloki ha evolucionado con nosotros, desde el inicio en que era un elemento modular, colocado en red en una especie de ‘Acupuntura Urbana’ que trata los flujos de la ciudad, hasta hoy día que además gestiona y recoge datos, interactúa y sigue evolucionando día a día.

 

Los ‘Birlokis’ son personalizables, modulables, interactúan con el entorno y respiran al ritmo de la ciudad…

Reaccionamos en cierta medida al concepto de Smart City en el que todo viene dado desde las grandes corporaciones, que mediante la tecnología mejoran los servicios y generan y gestionan datos sin una habilitación del diálogo con el usuario final. Esto es técnicamente positivo, pero queremos creer que es posible también un acercamiento ‘Bottom Up’, de abajo arriba a este concepto de Ciudad Inteligente que nos ha sobrevenido.

La tendencia en las ciudades más avanzadas es la creación de elementos de mobiliario urbano interactivos e inmersivos. Nueva York y Boston, entre otros, están moviéndose en esta dirección de la mano de ‘Alphabet’ (Google) y otras empresas que empiezan a ver el espacio urbano como una ámbito de trabajo interesante. El móvil es una parte de un todo, pero cada vez el ‘Internet Of Things’ coge más peso y gana terreno. La crítica que a veces escuchamos de que todo se puede hacer con el móvil es por desconocimiento de lo que está ocurriendo por el mundo, y en este sentido para nosotros es clave mantener una vocación de internacionalización y no caer en la visión únicamente local.

 

Cada ‘Birloki’ integra alta tecnología de la información y emoción. Háblanos de las personas y empresas que lo hacen posible

‘Nerei Emotional Intelligent’ funciona como una Start Up del Grupo NER con un equipo limitado, formado básicamente por Joseba Zubizarreta, Ingeniero de Telecomunicaciones, y yo mismo, para la dirección técnica y de gestión. La dinámica de trabajo se desarrolla en consonancia con la forma de trabajar del grupo NER, de manera que tanto los recursos humanos como materiales se comparten en gran medida, por lo que contamos con una empresa “virtual” de una cierta entidad.

El sistema y proyecto han evolucionado tanto que precisamos además de socios estratégicos que recorren el camino con nosotros mano con manos, como EBI Efficient facilities, DeustoTech, Comunitac y otros gestores y desarrolladores de datos y tecnología.

 

¿Dónde se encuentran ahora instalados? ¿Cuáles son sus próximos destinos?

La inversión en desarrollo e internacionalización en Asia, y más concretamente en Singapur, ha dado sus frutos y contamos con un socio estratégico fundamental allí, ‘Force 21’, que ha instalado las primeras unidades para ‘National Parks’ en ‘Jurong Lake District’. Prevemos que nos encarguen otras tantas unidades en breve para Singapur, pero además viajamos a finales de noviembre a Vietnam con ellos para un desarrollo de mayor escala, ampliable en el futuro, en la zona de ‘Hoan Kiem’ de Hanoi (Vietnam). El Sudeste Asiático es el gran desconocido, pero las oportunidades de negocio allí son muy importantes.

En California instalamos a final del año pasado un Birloki en una ‘TestBed’ de la ciudad de Long Beach para la que fuimos seleccionados. Estamos también haciendo unas propuestas para la ciudad de Tequila en México.

En un ámbito más cercano, vamos a participar en ‘Smart Kalea’ de Donostia y hacer allí una instalación, e igualmente haremos lo propio en Gazteiz. Estamos fabricando otros cinco para un proyecto en Gipuzkoa. Bilbao, en casa, nos está costando mucho más…

+info: www.nerei.org

birloki nerei emotional intelligent