AppKideak: “Perdemos medio año de nuestra vida buscando objetos perdidos”

10 febrero, 2015

¿Cómo funciona WIMy?

WIMy usa el Bluetooth 4 de nuestro smartphone, para ayudarnos a encontrar nuestros objetos y seres queridos y evitar perderlos. Es un pequeño gadget con forma de pieza de puzzle, poco más grande que una moneda, con dos usos básicos:  Poder encontrar aquello que queramos en un rango de unos 50 metros. Mediante el smartphone, en una pantalla tipo radar, se nos muestra la distancia estimada y la dirección y sentido en la que se encuentra, además de permitirnos una vez estemos cerca, hacer sonar e iluminarse al WIMy. Y, segundo, evitar perderlo, mediante un sistema de alarmas en el que cuando el objeto marcado se aleja de nosotros, nuestro smartphone empieza a sonar y vibrar, advirtiéndonos antes de dejarlo atrás. Al final, WIMy trata sobre ahorrarnos tiempo y pequeños disgustos en nuestro día a día, desde la pantalla de nuestro smartphone.

¿Cómo se os ocurrió este sistema, porque hay otros en el mercado para localizar objetos perdidos?

Siempre estábamos perdiendo todo, las llaves, la cartera… Además la sobrina de uno de los cofundadores es un trasto y siempre estaba preocupado por perderla de vista cuando la llevaba al parque o al cine… De ahí el crear WIMy.  Una vez con el germen de la idea investigamos para ver si realmente había necesidad en el mercado. Encontramos estudios que decían que perdíamos de media un año de nuestra vida buscando objetos perdidos. Cosas que sabemos que tenemos pero no recordamos donde hemos dejado, como las llaves del coche o la cartera. En USA llegan a emplear media hora diaria buscando estos objetos.

Aunque se pueden encontrar otros productos en el mercado dedicados  a encontrar objetos perdidos, no todos ofrecen las mismas capacidades de WIMy, como funcionar sin cobertura de GPS o de Red, poder cambiar la pila al cabo de un año de uso, o mostrar en la app la dirección en la que se encuentra.

¿En qué fase está vuestro producto? ¿Cuándo se comercializa?

Estamos terminando el desarrollo, del cual disponemos ya de un prototipo, al que estamos realizando pruebas y mejoras. Además acabamos de lanzar una campaña de crowdfunding, como paso previo a  la certificación y producción, y para comenzar a dar a conocer WIMy al público y testar su aceptación. Si todo va bien nos gustaría empezar a salir al mercado este verano.

Habéis iniciado una campaña de crowfunding, ¿cómo va?

Recién iniciada, hemos lanzado la campaña en una plataforma internacional, buscando tener alcance también en el resto de Europa (http://igg.me/at/WIMy), y sobre todo para dar a conocer el producto y poder conocer la opinión de los usuarios de forma directa. La parte buena del crowdfunding es que es algo más que una pre-venta, y se busca la implicación directa de los usuarios interesados en tu producto, haciéndoles partícipes del proceso de mejora y testeo a los que lo deseen.  Ya hay mecenas interesados, y empezamos a salir en los medios ahora, con lo que esperamos que se nos conozca y la gente se empiece a animar a formar parte de este proyecto de una forma u otra.

¿En qué más trabaja AppKideak y como formasteis la empresa?

WIMy es el primer proyecto de AppKideak como empresa, la niña bonita por así decirlo, aunque no la única idea en la hoja de ruta. Tenemos siempre como objetivo el acercar la tecnología a las personas desde la pantalla de nuestro smartphone, para hacer más fácil la vida de las personas solucionando problemas del día a día. La empresa la constituimos tras juntarnos varios socios en un momento en el que nos era necesario disponer de un CIF para acceder a diversos contactos, como posibles proveedores y agencias de certificación.

¿Ser emprendedor es tan difícil como parece?

Emprender es toda una experiencia, un camino lleno de retos que exige lo máximo de cada uno, y te fuerza a aprender y adquirir conocimientos en campos en los que quizá nunca te lo hubieras planteado, lo que ya es un reto en sí mismo. Tiene su parte buena y su parte mala. Por un lado requiere de mucho tiempo y dedicación y no tienes garantías de que vaya a funcionar, pero por otro lado te dedicas a algo que te apasiona, trabajando para ti mismo en un proyecto que es tuyo y por el que apuestas. Además en los eventos de emprendedores a los que sin duda en un momento u otro acabas acudiendo, te permiten conocer mucha gente en situación parecida que pone mucha energía en sus proyectos y por norma general con mucho optimismo.

¿Cuáles han sido las mayores dificultades?

Lo cierto es que emprender es como una montaña rusa, con momentos en los se cumplen todos los objetivos y otros en los que los obstáculos parecen insalvables y en los que todo tu esfuerzo parece desperdiciarse. Momentos como cuando uno de los componentes seleccionados para el hardware no cumple las expectativas y parece que tienes que empezar todo de cero. De todos modos, sobre los malos momentos, hay una frase que dice: “A veces se tiene éxito, y a veces se aprende” y así nos gusta tomárnoslo.

Consejos para un joven que quiera ser empresario.

Para cualquiera que, como cuando empezamos nosotros se embarque por primera vez en el mundo del emprendimiento, la clave quizá sea preguntar, preguntar y preguntar. Asumir que va a haber campos en los que no tengamos mucho conocimiento o ninguno en absoluto y  realicemos cursos y tiremos de la ayuda de gente con más experiencia. Podemos acudir a los Behargintzas, donde te pueden dar unas primeras pinceladas de los conocimientos necesarios para gestionar un negocio, o tirar de manos con mucha experiencia y ganas de ayudar como los miembros de SECOT, asociación de empresarios ya jubilados siempre dispuestos a asesorar, o apuntarnos a cualquier programa de emprendimiento. Hay bastante donde elegir y de todos ellos se pueden adquirir conocimientos muy necesarios.

Una vez con unos conocimientos básicos quizá lo que más cueste es dar el paso, pues parece que siempre hay algo que  se puede mejorar. Al final hay que tomar decisiones para que los proyectos avancen, asumiendo que en algunas te equivocarás, pero siempre podrás aprender de los errores.

¿Por dónde pasa el futuro de vuestra empresa?

Nos movemos en el campo de Internet of Things, con WIMy como primer producto “weareable”, y aprovechando la tecnología desarrollada nos gustaría seguir trabajando con “beacons”, balizas de Bluetooth 4, orientando su uso a diferentes sectores como puede ser el de la publicidad geo-localizada en comercios. De momento nos centramos en el presente y enfocamos nuestras energías al proyecto actual, aunque la hoja de ruta ya está definida.

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow