“Tenemos que tirar de toda la Innovación posible para sobrevivir; no es una opción”

19 junio, 2017

 

Lorenzo Díaz de Apodaca, fundador de Air Studio Geoinformation Technologies, una pyme alavesa que está a punto de celebrar sus cinco años de andadura.

Air Studio Geoinformation Technologies está volcada desde sus inicios en la captación masiva de datos a través de herramientas tan diversas como coches, camiones, drones, robots o aviones no tripulados para su posterior tratamiento y entrega a las instituciones, órganos y empresas que los demanden, centra su cometido en disparidad de sectores como el medioambiental, arquitectónico, arqueológico o el vinculado a las ‘smart citys’. Formada en la actualidad por cinco trabajadores de los cuales tres son socios, esta cooperativa se encuentra ubicada en el Parque Tecnológico de Álava (PTA) y acaba de abrir en Sevilla su primera delegación como consecuencia de su apuesta por la Industria 4.0.

Lorenzo Díaz de Apodaca, fundador de la empresa, repasa en el programa Made in Basque Country de Radio Euskadi los retos de futuro de una pyme que en los tiempos actuales, como asegura su impulsor, solo puede permitirse el lujo de ser excelente.

Datos, datos y más datos… ¿Estamos ante una tendencia imparable?

Sin ninguna duda. Hablamos de datos, de cantidades ingentes de datos, que representan el conocimiento pero que también pueden dar lugar a fenómenos incontrolables de SPAM, porque el conocimiento es justamente lo contrario a eso, es tener la información precisa en el momento preciso para poder actuar. Todo lo demás nos sobra.

Están a punto de cumplir cinco años de andadura, que normalmente suele establecerse  como el tiempo necesario para saber si una empresa puede ya volar en solitario o no…

Nosotros seguimos empujando como si fuera el primer día y yo creo que esa es la clave. Esa y ser capaces de sacar el día a día con cierta visión de futuro para no quedarse atrás.

El objeto de Air Studio es la captura masiva de datos para su posterior análisis y entrega al cliente antes de tomar una decisión. ¿Nos pone un ejemplo?

Trabajamos para una gran disparidad de clientes del mundo de las ingenierías, de medio ambiente, de arqueología, agricultura, turismo…  Un cliente nos llama y nos pide información para tomar decisiones. Una empresa de mantenimiento de una ciudad, por ejemplo, que necesita saber cuáles son sus recursos para llevar a cabo su labor de la manera más competitiva posible , ¿no? Bueno, pues ahí necesitamos saber cuáles son nuestros activos, que en el caso de una ciudad pueden ser el estado de nuestras carreteras, aceras, calles o farolas. Nosotros lo que tenemos que hacer es colocarlo en una aplicación para que de una forma fácil y sencilla el que tiene que gestionar esos recursos pueda ver qué es lo que tiene y en qué estado está.

¿Quiénes son sus clientes?

De momento, y lamentablemente, aún no se ponen en contacto muchísimo con nosotros de forma directa pero poco a poco lo estamos consiguiendo. Así que más bien somos nosotros los que estamos provocado este tipo de contactos. Pero nuestros mayores clientes proceden de las administraciones públicas , desde la parte de ingenierías y estudios de arquitecturas  y ahora estamos bastante implicados con la Industria 4.0.

Recientemente estuvieron en la Comunicad de Madrid midiendo el aire de la capital, la llamada contaminación biológica. ¿Con qué objetivo?

Estamos haciendo pruebas con la Comunidad y la Universidad Politécnica de Madrid para ver si de una forma eficiencia podemos ver cómo se comporta el polen, las bacterias o los virus y los hongos, y con esta información que nosotros proporcionamos pues los biólogos y la gente de la comunidad puede tomar medidas para que nos afecte de la menor manera posible a las personas este tema tan grave que es la contaminación biológica.

¿Y se puede medir todo?

Todo es medible, sin duda. Solo hay que encontrar la forma o el sensor adecuado que lo mida y sobre todo el procedimiento. Porque medir de manera desordenada nos lleva al caos.

Uno de los soportes que utilizan en este campo de las mediciones son los drones, pero no son las únicas herramientas…

Los drones son una herramienta y nosotros siempre los planteos como tal. Lo bueno que tienen estos aparatos, además de que son muy eficientes, es que ahora mismo están muy en voga en los medios pero no son la solución a todos. Ni siquiera el mismo dron puede ser una solución a diferentes cosas. Hay diferentes drones que en función de la aplicación tienen que ser configurados de una forma u otra. Pero hay veces que nos complicamos la vida con drones cuando podemos captar datos a través de un simple coche, una bicicleta o una persona con una mochila… Hay cientos de posibilidades.

Siempre dejan claro que Air Studio no es una compañía que diseña y fabrica drones…

Eso es. Somos una ingeniería de servicios y lo que hacemos es hacer uso de las herramientas adecuadas para encontrar las soluciones.

 ¿Cómo se lleva a cabo la criba para seleccionar la información útil del spam que pueda resultar de una captura masiva…?

Solemos visualizar  todo esto en una pirámide representada por cuatro franjas. En la base, que sería la más ancha, suelen ser datos que puedes encontrar en Internet o en cualquier otro lugar pero no conoces ni su procedencia ni su precisión ni nada por el estilo. A medida que subes un escalón más en la pirámide, ésta se va estrechando y va disminuyendo la cantidad masiva de datos. Ahí ya hay información por cuanto son datos procesaos y ordenados que ya se supone que dan respuesta a una necesidad. Y si subes un poco más y aplicas esa información con decisiones ya tienes conocimiento y en la punta de la pirámide , que es donde digamos que podría estar el zumo de la naranja, estaría la parte de inteligencia. Nosotros lo visualizamos así y creo que se entiende bastante bien.

¿Por qué siempre en su empresa hacen gala de calificar la I+D como una exigencia y nunca como una opción?

Porque lo creemos firmemente así. Entendemos que no es una opción ni para nosotros ni para nadie porque en el momento en el que estamos, con la manera tan radical y volátil de gestionarse  los mercados, éstos van creciendo tan rápido que nos obliga de forma innegociable a estar ahí. Pero en nuestro caso además, debido a nuestro tamaño, tenemos que tirar lo máximo posible de la innovación en la gestión y la tecnología para poder sobrevivir. Así que no es solo una posibilidad; es una obligación.

¿También lo es el peso de las alianzas con otros partners?

También y eso que nos ha costado convencernos de todo esto, de que si queríamos salir adelante necesitábamos las ayudas de otros socios. Así que una vez que empiezas a establecer alianzas te das cuenta que todo o casi todo son buenas noticias, son beneficios… Es tener tecnología en tu mano que de otro modo sería imposible, es poder tener modelos de negocio que de otra forma ni tan siquiera podrías tener la oportunidad de acceder a ellos, es poder tener sistemas de comunicación a los que no podrías optar…  Son todo ventajas.

¿Es así, en este contexto, como han llegado a dar el paso a la Industria 4.0?

Así es. Una cosa siempre lleva a la otra y cuando una puerta se cierra dicen que otra se abre. En nuestro caso, esta apuesta por la Industria 4.0 nos ha obligado de momento a abrir una delegación en Sevilla, nuestra primera delegación. La Junta de Andalucía, en concreto la consejería de Fomento, nos ha adjudicado un contrato de 18 meses para establecer un plan de mantenimiento de toda su red de carreteras. En una primera fase vamos a empezar a recabar información de 5.000 kilómetros de vías en esta Comunidad para que la Junta gestione después sus recursos económicos y personales con el objetivos de sacarles el mayor provecho posible y que las carreteras estén en el mejor estado posible.

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow