Mondragon Unibertsitatea pone en marcha nuevas titulaciones relacionadas con la Industria 4.0

26 junio, 2017
Mondragón, 08-06-2015 Carlos García, director general de la Escuela Politécnica Superior de Mondragón Unibertsitatea Universidad de Mondragón ©Fotógrafo: MITXI

 

Carlos García, director de la Escuela Politécnica Superior de Mondragon Unibertsitatea, detalla las necesidades formativas de los futuros profesionales de la Fabricación Avanzada

La Industria 4.0 es ya una realidad en algunas empresas de nuestro entorno que aplican en sus procesos tecnologías como el ‘big data’, la robótica, la inteligencia artificial o la sensórica. Sin embargo, una de las carencias en estos momentos es la necesidad de mano de obra especializada que pueda cubrir nuevos puestos de trabajo en los que los conocimientos tradicionales deben de estar complementados con nuevas aptitudes técnicas y tecnológicas.

Ese es el reto que están afrontando los centros de enseñanza vascos, tanto los universitarios como los de Formación Profesional. Uno de los pioneros en este ámbito ha sido Mondragon Unibertsitatea que durante el próximo curso va a poner en marcha el primer Grado en Ingeniería Mecatrónica que se impartirá en Euskadi y un Máster en Automatización Industrial. Su objetivo es responder a las necesidades de la Industria 4.0.

El origen de estas nuevas titulaciones está muy relacionado con la demanda de las empresas como cuenta Carlos García, director de la Escuela Politécnica Superior de Mondragon Unibertsitatea: “En el entorno de Mondragon Unibertsitatea hay muchas empresas de máquina herramienta, bienes de equipo, automatización, integración de componentes y sistemas. Nosotros participamos en los Consejos Rectores y Asambleas de muchas de estas empresas y nos han trasladado la necesidad de contar con personas formadas en áreas como la mecatrónica. Profesionales que tengan una visión global de los elementos mecánicos de una máquina o del sistema y también de la parte electrónica, en lo que se refiere a control, comunicaciones o programación. Y ese perfil, hasta ahora, nosotros no lo teníamos diseñado específicamente en cuanto a formación. Había alumnos que terminaban su formación en mecánica y que luego la completaban con módulos de electrónica o al revés. No estaba todo integrado. A partir de septiembre esta integración será una realidad”.

Área de automatización industrial

Desde el Departamento de Educación del Gobierno Vasco también se ha hecho hincapié en la necesidad de contar con una formación específica en este ámbito. “Hemos escuchado lo que nos ha pedido la Consejería de Educación. El diagnóstico de partida es que antes había jóvenes que hacían FP y luego completaban su formación en una ingeniería en la universidad, lo que les aportaba una mayor capacitación. Hoy en día, ese perfil de alumnos ha desaparecido porque el sistema universitario no se lo pone fácil a los alumnos que vienen de la FP y porque, por suerte, encuentran trabajo con bastante facilidad al acabar los estudios. La viceconsejería de FP nos pidió que diseñásemos algo más ‘ad hoc’ para gente que venga de la Formación Profesional porque algunos alumnos pueden tener una base de conocimientos más centrados en la mecánica y otros en la electrónica y hay que intentar conjugarlos”, explica Carlos García.

En este contexto, desde Mondragon Unibertsitatea se puso en marcha un área de trabajo en la que determinar las necesidades formativas en el ámbito de la Industria 4.0. Para ello se hizo hincapié en la relevancia de integrar a profesionales de diferentes departamentos y trabajar junto a las empresas para propiciar la investigación y transferir ese conocimiento a las propias compañías. “Hemos constituido un área de automatización industrial dentro de Mondragon Unibertsitatea porque nos hacía falta dar respuesta a las necesidades de las empresas enfocadas en ámbitos como la robótica, el análisis de datos, la sensórica para captar esos datos, el tratamiento de la información, predecir su comportamiento y poder actuar. Hemos puesto en marcha el área y un grupo de investigación en esas temáticas con una estrategia a cuatro años vista. En lo que se refiere a actividades formativas, los primeros pasos los vamos a dar con el Grado de Mecatrónica y con el Máster de Automatización Industrial. En este último caso, el del máster, no se trata de un título oficial sino que es un título propio porque nos da más libertad para hacer lo que pensamos que tenemos que hacer y se adapta mejor a las necesidades que nosotros hemos detectado en las empresas”, incide el director de la Escuela Politécnica Superior de Mondragon Unibertsitatea.

El diseño de las nuevas titulaciones que impartirá esta universidad se centra en la formación, pero de manera especial en las prácticas en las empresas, como recalca Carlos García: “En el caso del Grado de Mecatrónica se trata de una ingeniería de cuatro años, con modelo dual, en el que el segundo y tercer año hay prácticas en empresas y el cuarto año se realiza un proyecto de fin de grado íntegro en la empresa. Un alumno de FP podría hacer este grado en tres años porque puede convalidar algunas asignaturas técnicas. Queremos tener 40 alumnos. Por encima de esa cifra desdoblaríamos la clase porque entendemos que la formación no son solo contenidos sino maneras de hacer, como la cooperación, habilidades de comunicación, trabajo en equipo, liderazgo, autonomía, y, por tanto, las clases no pueden ser muy grandes”.

Prácticas en empresas

Para confeccionar este Grado de Mecatrónica, pionero en Euskadi, se ha tenido en cuenta la experiencia de otros países como Alemania, en los que este tipo de titulación es más habitual. “En nuestro entorno nunca ha habido una formación de este tipo, ni con ese nombre ni con ese enfoque. Pensamos que igual antes no era tan necesario porque en las empresas de máquina herramienta grandes se conformaban equipos en los que había especialistas en mecánica por una parte y en electrónica por otra. Pero hoy en día los elementos mecánicos y electrónicos están cada vez más integrados y hacen falta profesionales que puedan analizar el producto en su conjunto”, detalla Carlos García. Los alumnos de este Grado se formarán en materias como el diseño de sistemas mecánicos, comportamiento de materiales, ingeniería eléctrica, electrónica, sistemas automatizados o montaje de sistemas mecatrónicos.

En el caso del Máster en Automatización Industrial, los estudiantes realizarán prácticas remuneradas desde el primer día en empresas del entorno como DanobatGroup, Fagor Arrasate, ULMA Handling, ULMA Packaging o Mondragon Assembly. Entre las materias que se abordarán figuran accionamientos mecatrónicos, sensórica, programación embebida en PC, control de movimientos, robótica, visión artificial o ciberseguridad.

De cara al futuro, Mondragón Unibertsitatea también se está planteando poner en marcha nuevas titulaciones y readaptar algunas de las ya existentes. “Tenemos un Máster de Ciberseguridad ‘online’ desde hace unos años. Para septiembre de este año vamos a intentar ponerlo en marcha de manera modular, de tal forma que los alumnos no tengan porque hacer todo el máster entero. Además, queremos que este máster cuente con prácticas en empresas. Ahora mismo estamos trabajando con diferentes instituciones para ver el contenido y el enfoque que le damos. Para el curso que viene queremos poner en marcha un Máster en Tecnologías Biomédicas, un área que nos parece estratégica. Y de cara a dos años vista iremos visualizando nuestra oferta en el Máster de Sistemas Embebidos que tenemos ahora mismo y que quizá lo reorientaremos hacía análisis de datos. También estamos estudiando la posibilidad de lanzar un máster oficial de robótica, pero todo dependerá de cómo vaya el Grado de Mecatrónica”, avanza el  director de la Escuela Politécnica Superior de Mondragon Unibertsitatea.

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow