Basque Cybersecurity Centre desvela las oportunidades de negocio en ciberseguridad que se abren para la industria vasca

12 diciembre, 2017
El director del Basque Cibersecuryty Centre, Javier Diéguez, en el centro, en la jornada.

Javier Diéguez, director del BCSC explica que la carencia de fabricantes en Europa se va a aprovechar por una comunidad innovadora y competitiva como la vasca.

En una jornada celebrada en Bilbao, ha instado a las empresas vascas a acometer un análisis interno de seguridad

 

La proliferación de ataques informáticos aumenta la preocupación de las empresas en su seguridad pero ofrece nuevos oportunidades. “Surgen nuevos modelos de negocio. En la Unión Europea hay preocupación por la carencia de fabricantes de ciberseguridad. Es una oportunidad para Euskadi para demostrar lo que siempre hemos sido, una comunidad innovadora y competitiva”, ha afirmado este martes en Bilbao Javier Diéguez, director de Basque Cybersecurity Centre (BCSC), el nuevo servicio creado por el Gobierno vasco.

 

Diéguez ha participado en una jornada, organizada por la Cámara de Comercio de Bilbao y la empresa IBM, que ha analizado el impacto de la ciberseguridad en la gestión empresarial. Ha definido al nuevo Basque Cybersecurity Centre como un servicio “con la  vocación de poner en contacto la oferta de ciberseguridad y las empresas. No queremos competir con la industria. En Euskadi tenemos un tejido de empresas de ciberseguridad que no encontramos habitualmente en todo el mundo, salvo Estados Unidos, Israel y el Reino Unido”.

 

El director del BCSC, quien ha señalado que el centro aglutina a cuatro departamentos del Gobierno (Gobernanza, Seguridad. Educación y Desarrollo Económico e Infraestructuras), ha afirmado que el presupuesto anual es de 1,5 millones.

 

Diéguez ha resaltado que en la industria de hoy día los escenarios son nuevos. “Los robots coexisten con personas, interactúan y son capaces de aprender. Y las razones de los ataques no son por diversión, sino por causas geopolíticas, ideológicas. Hay una industria profesional de todo ello. La ciberguerra es una realidad”.

 

Tras definir al Wannacry (el ataque informático mundial de mayo pasado) “como un sonar, que se hizo a ver cómo estaban las cosas”, el director del BCSC instó a las empresas a “definir su perímetro interno y externo y separarlos. Hay temor en que la ciberseguridad sea algo difícil de implantar pero no es así. El mensaje es que no tengamos miedo. No es algo tan complejo ni caro, ni tiene un impacto tan serio”

 

Ha llamado la atención sobre la proliferación de dispositivos embebidos “cuya procedencia es muy variada. Es un riesgo que hay que gestionar y vivir con ello”.

 

Javier Diéguez ha resaltado la dificultad creciente en la detección de los ataques informáticos. “Son más sofisticados”, ha apuntado. Ha animado a las organizaciones empresariales a que delimiten claramente su perímetro de seguridad y puedan conocer “dónde  están las brechas. Que hagan un reconocimiento interno. Este es uno de los proyectos a impulsar el año que viene en el Basque Cybersecurity Centre”.

 

Sin embargo, las oportunidades también existen y la ciberseguridad abre nuevos nichos de mercado. Diéguez ha incidido en la falta de fabricantes de ciberseguridad, que se limitan prácticamente a países como EE UU, Israel “y algo en Reino Unido. En Europa hay muy poco y la Unión Europea está preocupada por esta carencia”. Euskadi está en una buena posición con empresas como Panda Security y Sealpath, por lo que el director del Centro Vasco de Ciberseguridad ha asegurado que abre una oportunidad para Euskadi, que siempre se ha mostrado como “una comunidad innovadora y competitiva”.

 

El 25% de los ataques, de las propias empresas

Antonio Navas, director de ciberseguridad de Viewnext, del grupo IBM, ha comentado que el 25% de los ataques  procede de las propias organizaciones y, entre el 75% restante proveniente de fuera, “en el 80% se deben a las claves”.

 

El ataque mundial Wannacry ha evidenciado, según ha aseverado, la necesidad de contar con “un sistema de despliegue automático de parches críticos, distintas capas de seguridad para que las amenazas no se propaguen o un equipo de respuesta a los incidentes de seguridad”.

 

Enrique Serrano,  responsable de seguridad de IBM, ha indicado que en 2020 habrá casi 21.000 millones de euros en dispositivos que necesitarán protección y se generarán más de 8.000 millones de pérdidas. Y ha aportado otro dato esclarecedor: “Desde el pasado año, el narcotráfico ya da menos dinero que el cibercrimen”.

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow