Basque Industry 4.0


El compromiso institucional para impulsar esta nueva revolución de la industria 4.0 se refleja, por un lado, en una estrategia de apoyo a la industria liderada desde el Gobierno Vasco y, por otro, en la presencia vasca en grupos internacionales que están liderando la estrategia europea hacia la industria inteligente.

 

El reto de Basque Industry 4.0 tiene como referencia la interrelación de diversos planes impulsados por el Gobierno Vasco con el objetivo común de desarrollar la industria del futuro. El Plan de Industria 2013-2016, la Estrategia de Especialización Inteligente RIS3, la Agenda Digital 2020, el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación, y el propio Plan de Internacionalización comparten el reto de definir, desarrollar y posicionar Basque Industry 4.O en el mundo.

 

Euskadi forma parte desde 2013 de un grupo de 15 regiones europeas, denominado “Vanguard”, que comparten el objetivo de alcanzar un nuevo crecimiento a través de la especialización inteligente. Estas “regiones de vanguardia” son Euskadi, Baden-Württemberg, Flandes, Valonia, Lombardia, Malopolska, Renania del Norte-Westfalia, Escocia, Skane, Sudeste de los Países Bajos, Tampere, Asturias, región Norte de Portugal, Alta Austria y Rhône-Alpes.

 

El Gobierno Vasco ha materializado su apuesta por la Fabricación Avanzada Basque Industry 4.0 con la puesta en marcha de tres nuevos programas dirigidos a implementar las tecnologías de la electrónica, la información y la comunicación (TEIC) en las industrias manufactureras, las pymes y el tejido empresarial en general, y a apoyar proyectos de transferencia tecnológica. Estos programas son Basque Industry 4.0, Industria Digitala y Lankidetza Digitala.

 

Estos programas, junto a las convocatorias de apoyo a la I+D industrial, son la mejor evidencia de la apuesta del Gobierno Vasco por la fabricación Avanzada, estrategia que aquí se ha denominado Basque Industry 4.0 como marca impulsada en 2015 con motivo de la celebración en Euskadi del evento del mismo nombre y con el que se dio carta de naturaleza a la aplicación en nuestro país de las directrices comunitarias respecto a la Especialización Inteligente RIS3.

 

Las instituciones europeas, a través de la estrategia Europa 2020, han marcado una línea de actuación para el desarrollo económico de los países en la que prevalece la denominada especialización inteligente, es decir, cada región, cada país, cada área económica, se debe especializar en hacer mejor lo que ya hace bien, y las diferentes instituciones deben apoyar aquellas iniciativas que se enmarquen en los sectores en que cada uno sea mejor. Así, precisamente, el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras, diagnosticó que Euskadi, con la potenciación de la industria como principal baluarte, tiene que especializarse en tres prioridades: la fabricación avanzada, la energía y la biosalud.

 
¡Última hora!
Nuestros contenidos de
Basque Industry 4.0