ES | EU


11 de diciembre de 2014


La empresa donostiarra, especializada en soluciones de domótica basadas en tecnologías inteligentes, ha recibido una nueva ronda de inversión de 1,25 millones de euros. La compañía tiene previsto lanzar un nuevo kit de seguridad para el hogar en 2015 y abrirse al mercado alemán.


La empresa Wattio lanzó a principios de este año su solución SmartHome, un kit para la eficiencia y el ahorro energético en el hogar, primero a través de una campaña de crowdfunding, y más tarde en las tiendas Leroy Merlin, gracias a un acuerdo con la compañía francesa. La startup donostiarra, que desde el pasado mes de julio también distribuye su producto en el mercado norteamericano a través de Amazon, acaba de recibir una nueva ronda de inversión para continuar su expansión.

La inversión, de 1,25 millones de euros, procede de un grupo de empresarios y profesionales guipuzcoanos cercanos a Wattio con amplia experiencia en el sector industrial. “Son personas con experiencia en la industria y en procesos de internacionalización que no solo quieren rentabilizar su inversión, también vienen a aportar”, explica Patxi Echeveste, CEO de Wattio, “para nosotros es tan importante la inversión como el apoyo que nos van a ofrecer”. Esta inversión va ligada a los planes de la empresa para lanzar en 2015 su segundo kit, centrado en la seguridad en el hogar.

La estrategia del equipo Wattio de cara a los próximos meses incluye también abrirse al mercado alemán y extender sus soluciones de domótica SmartHome a través de colaboraciones con otras empresas, “queremos llegar a acuerdos con compañías energéticas y de telefonía para que ofrezcan nuestros sistemas a sus clientes”, afirma Patxi Echeveste.

El sistema Wattio consiste en una solución que conecta el hogar a Internet a través de un kit de dispositivos y una plataforma en la nube. De esta forma, los usuarios pueden controlar los electrodomésticos y la calefacción desde su móvil, conocer en todo momento el consumo energético de casa y aplicar medidas de ahorro. La empresa cuenta con el apoyo del Grupo Spri a través de Capital Riesgo y está situada en el Parque Científico y Tecnológico de Gipuzkoa.