Una guía para entender los retos del Tercer Sector Social

jueves, 13 de octubre de 2016

portada del libro blanco.
El Libro Blanco del Tercer Sector en Euskadi recoge sus rasgos principales.

En Euskadi, está formado por 3.500 entidades que trabajan con los colectivos más necesitados.

 

El Tercer Sector Social está integrado por iniciativas de la sociedad civil cuyo objetivo es “promover la inclusión social, la cooperación al desarrollo y el ejercicio efectivo de los derechos de las personas, familias, colectivos o comunidades que afrontan situaciones de vulnerabilidad o exclusión”, tal y como recoge el Libro Blanco del Tercer Sector Social de Euskadi. Ese es el leitmotiv que mueve a las cerca de 3.500 organizaciones existentes en la CAPV. Las entidades cuentan con más de 125.000 personas voluntarias, y emplean a 36.000 profesionales, gestionando el equivalente al 2’2% del PIB vasco. Detrás de estas cifras está el trabajo diario de miles de personas, que se esfuerzan para dar respuesta a grandes problemáticas sociales ayudando a los colectivos más desfavorecidos.

 

En enero, el Observatorio del Tercer Sector de Bizkaia lanzó el Libro Blanco del Tercer Sector Social, una publicación que recoge las cifras e impacto que suponen estas entidades en nuestro territorio, así como sus principales retos de futuro. El Libro se elaboró de manera participativa, gracias a la colaboración de cerca de 400 organizaciones, y está disponible en la Red. Ahora, el Observatorio ha creado un espacio online dirigido a dar a conocer los contenidos de esta investigación, haciéndolos más accesibles para las propias entidades y agentes que trabajan en el sector, así como a responsables públicos y a la sociedad en general. De esta manera, el espacio quiere acercar la realidad del Tercer Sector Social en Euskadi y colaborar en su fortalecimiento.

 

Más allá de las cifras, uno de los aspectos más relevantes de la investigación es el conjunto de retos a los cuales se enfrentan las organizaciones a día de hoy. En total son 10 desafíos, establecidos por las propias entidades, y entre ellos se encuentra el reto de preservar la diversidad del sector, mejorar la conexión con la ciudadanía y avanzar hacia la sostenibilidad económica. Estas son, según sus protagonistas, algunas de las claves para garantizar el futuro del Tercer Sector Social en Euskadi y mejorar su impacto positivo en la sociedad.

 

El blog incluye también un apartado de buenas prácticas. La intención es que este apartado se vaya llenando con experiencias que puedan servir de ejemplo para dar respuesta a los retos, y para ello se ha hecho un llamamiento a las entidades que quieran participar aportando sus iniciativas. De esta forma, el espacio se convertirá en una recopilación de proyectos inspiradores para las entidades del Tercer Sector Social de cara a avanzar en sus retos de futuro.

 

Rasgos y grandes cifras del Tercer Sector Social en Euskadi



Artículos relacionados
También te puede interesar