Una exposición para ver con las manos en San Telmo Museoa

29 noviembre, 2016
Los cuadros acercan el arte a las personas con discapacidad visual.

La muestra Hoy toca el Prado se puede visitar hasta el 16 de febrero.

 

Seis obras representativas del museo madrileño forman parte de la colección Hoy toca el Prado, un proyecto que permite disfrutar del arte pictórico a través del tacto haciéndolo accesible a las personas con discapacidad visual. La muestra cuenta con obras de Velázquez, Goya, El Greco y Leonardo da Vinci, entre otros, y para su exposición temporal en San Telmo se ha sumado un nuevo lienzo que pertenece a la colección de la pinacoteca donostiarra: Hamarretako de Ignacio Zuloaga.

 

El proyecto se ha desarrollado mediante una colaboración entre el Museo del Prado y Estudios Durero, empresa vizcaína encargada de desarrollar los lienzos en relieve mediante una metodología propia llamada Didú. “Lo que hacemos es unir diferentes herramientas artísticas, tecnológicas, pedagógicas y de accesibilidad”, explica Cristina Velasco, responsable de proyectos en Estudios Durero, “siguiendo esta metodología conseguimos una reproducción táctil de cualquier tipo de obra”.

 

Esta iniciativa supone una oportunidad para que las personas invidentes o con visión reducida puedan acercarse al arte pictórico, “aunque ya existen algunas reproducciones, normalmente son adaptaciones a otros tamaños y en calidades muy alejadas al original”, explica Cristina Velasco, “nosotros reproducimos la obra de la manera más fiel posible, manteniendo el color y aplicando texturas y volúmenes”. El resultado son cuadros que no solo son accesibles para personas ciegas, también permiten a cualquier visitante explorar el arte mediante un sentido que habitualmente ni siquiera se puede utilizar en el museo. “Las piezas son igual de atractivas para personas con o sin discapacidad visual, de manera que se establece un ejercicio de empatía”, afirma Velasco.

 

Un grupo de personas con discapacidad visual ha participado en el proceso de diseño de las obras, tanto en la fase de definición de volúmenes y texturas, como en la creación de la audioguía que acompaña cada lienzo. Estos audios están pensados para guiar las manos de la persona a través de la pieza y facilitar su comprensión mediante el tacto, “no se trata de que el audio te explique lo que aparece en el cuadro, sino cómo tocarlo para que puedas acceder al contenido”.

 

La muestra Hoy toca el Prado se expuso por primera vez en el museo madrileño a principios de 2015, donde se alargó tres meses más de lo previsto debido a la alta afluencia de público. Este año ha pasado por tres centros de arte, el último de los cuales es el Museo San Telmo, y en 2017 está previsto que siga su itinerancia por otros tres museos. En San Sebastián, la iniciativa se enmarca en el programa DSS2016 dentro de Conversaciones, una línea de la Capitalidad dirigida a establecer alianzas con agentes culturales del entorno.

 

Touching el Prado

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow