Una cerradura invisible y controlada desde el móvil

6 octubre, 2016

El sistema ha sido desarrollado por la startup vasca Segiro.

 

El funcionamiento de Segiro es muy sencillo, consiste en una cerradura de seguridad oculta en la puerta que se activa a través del teléfono. La persona propietaria solo ha de realizar una llamada perdida, y el sistema acciona el mecanismo de apertura o cierre. Esta activación puede realizarse únicamente utilizando números de teléfono autorizados por el sistema, y la señal está totalmente encriptada para que no pueda ser vulnerada.

 

“Es una cerradura oculta que bloquea la puerta, y al no estar a la vista, si alguien quiere entrar no tiene manera de manipularla”, explica Juan Francisco Giménez, director del área tecnológica de Segiro, “la ventaja frente a otros sistemas pasivos como las cámaras o las alarmas es que consigue ejercer un bloqueo en el acceso”. La cerradura ha sido patentada por el equipo de Segiro, y está destinada tanto a hogares como a oficinas, locales comerciales o garajes comunitarios.

 

El sistema tiene en cuenta situaciones que pueden darse al utilizar el móvil como vía para desbloquear la cerradura, como por ejemplo si perdemos el smartphone o se queda sin batería. Por defecto cada cerradura tiene al menos dos administradores del sistema, de forma que el usuario puede utilizar el otro teléfono para desbloquear la puerta o dar de baja el número, en caso de robo. El sistema cuenta además con una batería de hasta 36 horas por si hay cortes de luz, y emite alertas al móvil del propietario para avisar de que se ha ido la electricidad. Entre las funcionalidades, permite también tener un control de quien entra y quien sale, registrando el número de teléfono y la hora en que se ha utilizado.

 

“No queremos competir con sistemas de vigilancia”, afirma Juan Francisco Giménez, “ofrecemos un plus de seguridad independientemente de lo que ya esté instalado, porque cuanta más seguridad mejor”. El producto se lanzó por primera vez al mercado hace 3 años, pero a raíz del interés despertado por parte de sectores inmobiliarios privados y empresariales, decidieron rediseñar el sistema dándole un peso más fuerte a la parte digital y a la personalización. “Paramos para buscar una estrategia de negocio clara”, explica Kepa Mirena Meso, gerente de Segiro, “actualmente contamos con la financiación y las herramientas necesarias para dar respuesta a ese interés”. En noviembre tienen previsto relazar una nueva versión del producto y empezar a comercializarlo. El equipo también espera internacionalizar Segiro en el medio plazo, puesto que han recibido una acogida muy positiva tanto en países europeos como en Asia.

 

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow