Un sistema de evaluación pondrá en valor el producto local vasco

26 enero, 2017

AZTI y NEIKER presentan una herramienta que mide la sostenibilidad de los alimentos.

 

La producción alimentaria local tiene claros beneficios para la sociedad. Genera empleo, implica una menor huella medioambiental y conlleva el mantenimiento de productos propios ligados a la cultura del territorio. En Euskadi, la industria alimentaria genera unos 15.000 puestos de trabajo y cerca de 4.400 millones de euros anuales en ventas, con un crecimiento del 5% en 2015. Aún así, para los productores locales resulta difícil competir con los alimentos de importación puesto que sus precios son más bajos, y carecen de las herramientas necesarias para comunicar a la población el valor añadido que implica consumir sus productos, tanto a nivel medioambiental como económico y social.

 

Los centros de investigación AZTI y NEIKER han desarrollado un sistema de evaluación que permite evaluar la sostenibilidad de los productos alimentarios locales, con el fin de ofrecer a productores y consumidores una herramienta de medición rigurosa y veraz. El proyecto ha sido financiado por el Gobierno Vasco a través del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras.

 

El sistema se basa en una metodología que utiliza diferentes indicadores para medir de manera estandarizada e integral el producto. A nivel ambiental, esto incluye aspectos como los kilómetros totales recorridos, el respeto a la biodiversidad y el uso de recursos finitos. En cuanto a lo social y económico, se miden variables como la generación de empleo, el mantenimiento de la cultura gastronómica vasca y el reparto de beneficios a lo largo de todo el proceso. La herramienta también permite identificar los puntos débiles de los productores de cara a que puedan optimizar sus procesos.

 

El proyecto ofrece beneficios para todos los agentes implicados en la cadena de producción y consumo. Para las empresas alimentarias, es una solución integral de sencilla aplicación que permite mostrar el valor añadido de sus productos y detectar mejoras internas, para la Administración Pública supone una herramienta de mejora de la sostenibilidad, y para la ciudadanía, el acceso a una información clara y estandarizada sobre los productos que consume.

 

Este conjunto de indicadores se presentó el 20 de enero dentro de la jornada ¿Cómo fomentar la sostenibilidad de alimentos locales? organizada por AZTI y NEIKER. El sistema está actualmente en fase piloto pero está previsto que entre en el mercado en un futuro cercano.

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow