Túnez, el país líder en competitividad en África, abre sus puertas a las inversiones vascas

lunes, 20 de mayo de 2013


– SPRI organiza para el próximo jueves, día 23, una jornada para las empresas interesadas.

El Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad, ha organizado para el próximo jueves, día 23 de mayo, en SPRI, Agencia Vasca de Desarrollo Empresarial, una jornada sobre las oportunidades de inversión que ofrece Túnez a las empresas vascas, con el doble objetivo de clarificar la situación política del país después de la revolución de enero de 2011. En esta iniciativa colabora también la agencia tunecina FIPA (Foreign Investment Promotion Agency).

Al encuentro asistirá el Embajador de Túnez en España, M’hamed Ezzine Chefaila, que presentará la situación política actual del país; La directora de FIPA (Foreign Investment Promotion Agency) para España y Portugal, Amina Mkada, que desarrollará las políticas económicas y entorno de los negocios e inversiones en el nuevo Túnez; y la directora de la ONTT (Oficina Nacional de Turismo de Túnez) Leila Tekaya, quien presentará la situación del sector turístico en Túnez.

Las empresas asistentes al encuentro, tendrán la ocasión de conocer, de primera mano, la experiencia empresarial de la empresa vasca KAIKU en Túnez, gracias a la exposición del caso práctico por el director general de KAIKU Internacional, Juan Trincado.

Ya por la tarde, una vez finalizadas las intervenciones, las empresas interesadas, tendrán la posibilidad de mantener reuniones individuales con los representantes de las instituciones Tunecinas participantes SPRI, FIPA y/o ONTT.

Túnez que se ha situado en los últimos cinco años dentro de los primeros 40 destinos de las exportaciones vascas. Es considerado, en relación a los países del Magreb, el tercer país en importancia, por detrás de Marruecos y Argelia.

Túnez debe la estabilidad de su crecimiento económico a su gran actividad comercial y al potencial de su industria turística. Con un mercado potencial de 11 millones de consumidores y un PIB de 44.7 billones de USD en 2012, su economía registró, el pasado año, un crecimiento del 3,6% y su objetivo de crecimiento para el año 2013 pretende alcanzar el 4,5%.

Miembro de la Unión del Maghreb Árabe y de varias organizaciones económicas del Maghreb, es líder en competitividad de los estados africanos, y el número 40 a escala mundial, en la clasificación del World Economic Forum 2011-2012; incluso después del periodo de inestabilidad derivado de la “rebelión del jazmín” en 2011, debido esencialmente a la calidad y a la competitividad de sus recursos humanos, a sus modernas infraestructuras, y a sus atractivos destinos turísticos.

Además de su estatus con la UE, sobre quién recae el 80% de su comercio exterior, es signatario de varios acuerdos comerciales privilegiados con países magrebíes y árabes y se beneficia asimismo de un acceso preferencial a los mercados de varios países africanos en el marco de acuerdos bilaterales. Esto, unido a su ubicación en el centro del Mediterráneo, hace que el país ofrezca acceso en condiciones ventajosas a otros países de la región.

Artículos relacionados
También te puede interesar