ES | EU


20 de enero de 2016


No hay duda que el comercio online se ha extendido como un canal cada vez más utilizado por la ciudadanía para adquirir nuevos productos, y la presencia en Internet es algo a día de hoy indispensable para los establecimientos comerciales. Pero el e-commerce está lejos de sustituir a la tienda tradicional, solo hace falta destacar que más del 90% de las compras se siguen realizando en comercios físicos. Lo que cambian son los hábitos ligados al uso de las nuevas tecnologías, una vía de dos direcciones entre lo físico y lo virtual donde los establecimientos también están empezando a aprovechar el potencial de las herramientas digitales.

La reinvención de la tienda física mediante las nuevas tecnologías incluye el uso de pantallas interactivas en los puntos de venta, aplicaciones móviles que ofrecen información y ofertas a los clientes, y también sistemas para la recolección de datos a tiempo real acerca del comportamiento de los clientes dentro del establecimiento.  La startup vasca Binary Soul está trabajando en nuevas soluciones vinculadas a este sector. “Es el concepto de tienda inteligente, donde intentamos aportar un valor extra, una diferenciación, ofreciendo nuevas utilidades gracias a la tecnología”, explica Carlos Cabarcos, director creativo de Binary Soul. La empresa está desarrollando un producto que combina tres tecnologías diferentes ligadas a la smart shop.

El producto se basa, por un lado, en un escaparate interactivo, una pantalla que cuenta con tecnologías de reconocimiento gestual donde los clientes pueden acceder a información sobre el establecimiento. “Funciona mediante gestos, como si fuera una tablet, y permite acceder a contenidos las 24 horas, aunque la tienda esté cerrada”, explica Carlos Cabarcos. La startup también trabaja con beacons, unas balizas que se conectan a los teléfonos móviles vía bluetooth y que permiten recoger datos estadísticos de la tienda, como la afluencia de público, los puntos más concurridos o los tiempos de permanencia. Esta información permite gestionar mejor el funcionamiento del comercio y conocer los hábitos de sus clientes.

La tercera tecnología que incluye el sistema smart shop de Binary Soul es el geofencing, una tecnología similar a los beacons pero basada en GPS, que emite datos a dispositivos móviles del entorno. Con este sistema, se puede enviar información y ofertas a los clientes en un diámetro preestablecido alrededor de la tienda.

Actualmente, el sistema está en fase de prototipo, y la startup vizcaína espera desarrollar el producto en función de las necesidades de los clientes. El equipo de Binary Soul ya ha aplicado algunas de estas tecnologías en otros campos como la industria. Es el caso del producto Motion Box, un sistema de hardware y software basado en el reconocimiento de gestos dirigido a mostrar maquinaria de forma más atractiva, pensado para exhibiciones y entornos de formación.