Jóvenes de Errenteria construyen prótesis con impresoras 3D para un proyecto solidario

jueves, 18 de junio de 2015

spri_tics_Protesis3DDonBosco
(Euskera) IEFPS Don Bosco ikastetxeko ikasleak

Un equipo de estudiantes de primer curso del Centro de Formación Profesional Don Bosco, en Errenteria, ha llevado a cabo un proyecto dirigido a fabricar dos prótesis de mano mediante impresión 3D, colaborando como voluntarios dentro de la iniciativa internacional Enabling the Future. Los 10 estudiantes trabajaron  fuera de horas lectivas para construir el modelo liberado Flexy Hand 2, unas prótesis de mano que desde hace un par de semanas ya han llegado a sus destinatarios, dos personas con pocos recursos que viven en un área rural de Jalisco, en México.

La iniciativa parte de la participación del IEFPS Don Bosco en el programa Gutemberg 3D, una red formada por 12 centros a nivel estatal para el impulso de proyectos educativos basados en la impresión 3D.  En el marco de este programa, los estudiantes de Don Bosco decidieron apuntarse como voluntarios en el proyecto internacional Enabling the Future, una iniciativa que conecta a diseñadores de prótesis interesados en liberar para la comunidad sus creaciones con personas que tienen impresoras 3D y receptores este tipo de prótesis. “Tras apuntarnos, un ingeniero de México contactó con nosotros y nos dijo que había dos personas que necesitaban unas prótesis de mano, nos pareció estupendo, así que nos pusimos a fabricarlas”, explica Carlos Lizarbe, jefe del Departamento de Electrónica del IEFPS Don Bosco.

Esta no es la primera incursión de los alumnos y profesores del centro en el ámbito de la impresión 3D, puesto que desde hace 3 años, han empezado a introducir estas tecnologías dentro del currículum. De hecho, el equipo de Don Bosco fue el primero en crear, en 2013, el espacio Ikaslab, un laboratorio de fabricación digital dentro de sus instalaciones y dirigido a estudiantes. Esta iniciativa se ha ido replicando en otros centros vascos, y actualmente se ha convertido en una red de más de una veintena de colegios que comparten conocimientos y recursos digitales a través de una plataforma en Internet.

El próximo sábado 20 de junio, estudiantes y docentes de Don Bosco celebran el fin de curso del proyecto Ikaslab con una fiesta de impresión 3D solidaria bajo el título Echando una Mano. “Hemos querido incluir en el evento el proyecto Enabling the Future y convertirlo también en una reunión de makers, para que quien quiera pueda acercarse con su impresora y colaborar”, explica el profesor Carlos Lizarbe. En la jornada, abierta al público, la intención es reunir entre 30 y 40 impresoras para conseguir fabricar en pocas horas una decena de prótesis de manos, que luego se donarán a la entidad solidaria Promotora Mexicana de Valores Deportivos.

El director de esa fundación, Víctor Tello, estará presente en el encuentro, que se celebrará a lo largo de la mañana en el polideportivo del centro educativo. Hasta allí se desplazará también para participar en la jornada solidaria Juan González “Obijuan”, director del área de impresoras 3D en la empresa Bq. “Obijuan es una de las personas más influyentes a nivel estatal en el ámbito de la impresión 3D, fue quien introdujo estas tecnologías en España”, explica Carlos Lizarbe, “traerá un avance de una mano motorizada con la que están trabajando, así que es un gran reclamo para la comunidad maker”.

Entrega de las prótesis creadas por los estudiantes del IEFPS Don Bosco



Artículos relacionados
También te puede interesar