El ilimitado negocio de los productos digitales por internet

martes, 06 de octubre de 2015

spri_tics_jornada inter
Un momento de la jornada en el Parque Tecnológico de Álava.

“La tendencia es que la venta vaya sobre demanda, sin stock. Los contenidos digitales nos permiten hacer eso”, ha expuesto el experto Diego Rodríguez en una jornada organizada por el Grupo SPRI“Cada vez nos cuesta más pagar por un producto. Pero cada vez es más fácil pagar por experiencias”.

Internet tiene abierto un campo ilimitado de hacer negocio. Diego Rodríguez, quien lleva más de 15 años en el sector de la publicidad, ha explicado, en una jornada organizada por el Grupo SPRI (la agencia de desarrollo empresarial dependiente del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad) y celebrada en el Parque Tecnológico de Álava, las múltiples posibilidades de vender productos digitales por internet.

“La tendencia es que la venta vaya sobre demanda, sin stock. Los contenidos digitales nos permiten hacer eso”, ha expuesto Rodríguez, quien ha animado a explorar y buscar nichos de negocio. “Las personas estamos cambiando: cada vez nos cuesta más pagar por algo. Pero cada vez es más fácil pagar por experiencias”. Ha puesto como ejemplos empresas que se dedican a alquiler bienes, como “en vez de comprar un bolso para una fiesta, alquilar durante una semana; o alquilar un Ferrari durante dos horas en Puerto Banus para aparentar que eres rico, alquilar parte de un concierto musical…”

Ha asegurado que hoy día se venden mejor las experiencias que los productos. “La gente no quiere ver un programa de TV como se hace sushi, sino ir a que le enseñen con sus amigos a ver como se hace sushi y paga por ello”.

Rodríguez ha precisado que los bienes digitales no son solo los que envían a través de la Red, sino que se pueden vender bienes digitales pero que se consuman de manera física. “Puedes imprimir un libro que está en un pdf, ya hay tecnología para hacer eso. No vale para muchos ejemplares, porque para eso está la imprenta”. Existen empresas que venden documentos pdfs por internet en el que te indican “como hacerte tu máscara de papel para disfrazarte en Halloween”. “Hay gente que vende cosas para hacer. Va a haber empresas que fabrican lo que quieres. Se está saltando la figura del intermediario”.

A su juicio, el futuro es que los productos estén cada vez más personalizados y ha mostrado el ejemplo de una tienda que vende gominolas elaboradas al momento, a través de una impresora 3D, con la forma en el que el niño quiere.

“Lo más importante para vender productos digitales es ir donde la gente va. Si quiero vender libros, tengo que estar en Amazon”. Si alguien quiere vender un libro o un documental, las opciones son variadas. Para un número reducido de ejemplares o videos, se puede recurrir al paypal, ha explicado el experto.

Rodríguez sostiene que, en el mercado laboral, en las profesiones digitales primar la red de contactos y centrarse en lo que cada individuo domina. “El trabajo no está en los sitios habituales. Ahora está en el big data, de procesamiento de datos, en un encuentro con compañeros. Y en hibridar disciplinas: por ejemplo juntar a químicos con cocineros. El cocinero Eneko Atxa planteó en una comida con gente diversa que un cliente le comentó que le gustaría comer un plato pero en el que disfrutara del olor a hierba. Un comensal le dijo a Atxa que era fácil, solo se requería ozono. Y Atxa hizo ese plato con ese olor a hierba”.

Artículos relacionados
También te puede interesar