Desarrollan pigmentos inteligentes con propiedades anticorrosión y antibacterianas

lunes, 09 de marzo de 2015

imagen_spri_tecnologia

El centro tecnológico IK4-Tekniker ha puesto su conocimiento al servicio de un proyecto europeo encargado de diseñar pigmentos inteligentes que además de aportar color tienen propiedades anticorrosivas, antibacterianas y de regulación térmica.


IK4-Tekniker es el coordinador científico de la iniciativa europea Nanopigmy, un proyecto que ha permitido el desarrollo de pigmentos que incorporan funcionalidades adicionales, además de aportar color, y que contribuyen a reducir los costes de mantenimiento y mejorar la eficiencia energética en sectores como la construcción o la automoción.

El centro tecnológico se ha encargado de la incorporación de moléculas y nanorecubrimientos a los pigmentos para lograr funciones como la anticorrosión, repeler bacterias, evitar la proliferación de hongos, obtener propiedades de autolimpieza para fachadas e incluso almacenar calor y funcionar como regulador térmico.

La investigadora Miren Blanco asegura que los pigmentos han sido probados en distintas aplicaciones y pueden ser incorporados a plásticos, cementos o pinturas “por lo que se alcanza diferentes mercados”.

“Hemos comprobado que el uso de estos pigmentos con capacidad autolimpiadora y de almacenamiento de calor en las fachadas de edificios desemboca en un importante ahorro en el mantenimiento y en el consumo energético que compensa con creces el precio del producto”, explica Blanco.

Artículos relacionados
También te puede interesar