ES | EU


19 de noviembre de 2014


La iniciativa FABulous ofrece ayudas a fondo perdido para financiar a 150 proyectos originarios de Euskadi en el ámbito de la impresión 3D para Internet.

Una jornada organizada por la agencia vasca de desarrollo empresarial SPRI ha expuesto los detalles de la iniciativa y la manera de acceder a la financiación europea.

“La Comisión Europea quiere utilizar esta tecnología para crear negocio y riqueza”, asegura el consultor Francisco Burján, coordinador del proyecto FABulous.


Las pymes vascas y emprendedores que trabajan con el internet del futuro tienen la oportunidad de impulsar sus ideas y proyectos con las ayudas de la Comisión Europea. Una jornada organizada por la agencia vasca de desarrollo empresarial SPRI, dependiente del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad, ha expuesto la iniciativa FABulous, el Programa de Aceleración Europeo que apoya el lanzamiento de empresas y nuevas líneas de negocio en pymes basados en tecnología Fiware. Lo que se buscan son aplicaciones y servicios innovadores en Internet para Impresión 3D. La convocatoria para financiar proyectos se ha abierto este mes de noviembre y concluye el próximo 18 de Diciembre de 2014.

Euskadi lidera una de las 16 Aceleradoras Fiware, la denominada FABulous (http://fabulous-fi.eu/). Para ello dispone de 5,4 Millones de euros a fondo perdido para financiar a 150 pymes y start-ups que presenten proyectos de lanzamiento de empresa o de puesta en marcha de nuevas líneas de negocio en Internet dentro del ámbito de la impresión 3D.

Francisco Bujan, de la consultora Carsa, coordinador del proyecto FABulous, ha expuesto en la jornada, celebrada en la sede de SPRI en Bilbao, que la Comisión Europea “lo que quiere es utilizar esta tecnología para crear negocio y riqueza”. Buján ha precisado que las ayudas no se centran únicamente en la impresora 3D, “si no en la cadena de valor del proceso de impresión. Hablamos de utilizar o encontrar una aplicación en ropa, comida, utensilios, joyería, flores. El proyecto FABulous, aunque tiene una conexión directa con la manufactura, está abierto a todo tipo de aplicación. “Solo tiene que tener la  tecnología Fiware”.

Buján ha manifestado que los 5,4 millones de ayudas europeas sirven también para el soporte técnico de desarrollo del prototipo, el desarrollo del modelo de negocio y la presencia en eventos para la presentación de los proyectos ante inversores. “Está pensado para star ups pero también para pymes”. La selección de los proyectos se realiza en tres fases de dos convocatorias con ayudas, respectivamente, por proyecto de 18.000, 60.000 y los 40.000 euros de la última fase en la que quedan 10 proyectos que llevarían al mercado su proyecto.

Oscar Lázaro, director de la asociación Innovalia, ha expuesto que el proyecto Fiware “es útil para resolver problemas de manufactura avanzada” y que ya se trabaja en aplicaciones para mejorar la salud y seguridad de trabajadores de fábricas, con  sensores que son capaces de detectar movimientos y posturas para evitar problemas futuros. O en información directa a un jefe de producción para detectar anomalías en la línea de producción, una labor que ahora la tiene que ejecutar manualmente.