Siete estrategias de clústeres en regiones de la Unión Europea

miércoles, 01 de junio de 2016

Jornada cluster en el BEC
Un momento de la jornada celebrada en el BEC de Barakaldo.

Representantes de Escocia, Irlanda del Norte, Hungría, Polonia, Italia y  Letonia explican, en una jornada liderada por el Grupo SPRI, sus experiencias en el desarrollo de las asociaciones empresariales. El encuentro ha evidenciado el gran desarrollo de la política vasca de clusters, implantada hace más de 25 años, y varias de las regiones europeas han asegurado que adaptarán las buenas experiencias de Euskadi a sus territorios.

 

Siete regiones europeas han mostrado en una jornada, celebrada este miércoles en el BEC de Barakaldo, sus experiencias en el uso de los clusters, las asociaciones de empresas de un mismo sector para internacionalizarse y expandir sus negocios. La jornada ha sido liderada por el Grupo SPRI, la agencia vasca de desarrollo empresarial dependiente del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad, con el fin de impulsar a los clústeres en varias regiones de la UE.  Además de Euskadi, han participado representantes de Escocia, Irlanda del Norte, Hungría, Polonia, Italia y  Letonia y el TCI – Competitiveness Institute (la red global de organizaciones y profesionales en materia de Clústers). Desde 2014 el Gobierno Vasco ha encargado a SPRI la gestión del programa de apoyo y la revisión y actualización de la política de clústeres. Fruto de la reflexión iniciada en el otoño de 2015, este año entrará en vigor una nueva regulación.

 

El encuentro ha evidenciado el gran desarrollo de la política vasca de clústeres, implantada hace más de 25 años

El encuentro ha evidenciado el gran desarrollo de la política vasca de clústeres, implantada hace más de 25 años y varias de las regiones europeas participantes se han mostrado gratamente sorprendidas de la experiencia de Euskadi y han asegurado que adaptarán las buenas experiencias existentes a sus regiones.

“En Irlanda del Norte trabajamos desde 1996. Tenemos la estrategia de especialización inteligente aceptada por Bruselas desde 2004 y la única forma de priorizar es a través de los clústeres”, ha asegurado la representante irlandesa, quien ha destacado que “lo importante es un enfoque tanto desde arriba como abajo. Nos ha gustado mucho lo que se ha hecho en Euskadi con la máquina-herramienta y vamos a aplicarlo”.

El representante de la región italiana de Piamonte ha revelado que cuentan con una política de clústeres desde 2009 “y lo hicimos porque era necesario centrar el I+D en las pymes. El 90% de las empresas de nuestra región son pymes y es difícil que inviertan en I+D. Nosotros empezamos de arriba hacia abajo para seleccionar los clústeres”.

En Letonia los clústeres no han sido una prioridad “pero ahora vemos que los empresarios están muy interesados”, ha afirmado su representante en la jornada. “Queremos ayudarles y definir una política. Estamos trabajando en un programa de financiación y hay mucho interés de las empresas. Tenemos que ver cómo adaptar los modelos que existen a nuestras realidades”.

Polonia es otro país sin una política de clústeres pero desde 2014 cuenta con la estrategia de especialización inteligente RIS3

Polonia es otro país sin una política de clústeres pero desde 2014 cuenta con la estrategia de especialización inteligente RIS3, el modelo implantado por la Unión Europea para que las regiones se centren en los sectores industriales de mayor potencial en cada área. “Queremos ayudar a asociaciones sectoriales de empresas, no a empresas de forma aislada”, ha afirmado la representante polaca.

Txomin Olabarri, de SPRI, ha explicado que en Euskadi se impulsaron los clústeres “para fomentar la competitividad y poco a poco se han ido desarrollando cadenas de valor no solo regionales sino globales”.

La representante de Escocia, también sin una política de clústeres, ha señalado que “nuestras regiones son muy diferentes. En mi región la mayoría son microempresas muy dispersas en el  territorio. Con los clústeres podían innovar juntos. Nos ayudaría a unir la brecha entre el norte y el sur de Escocia”.

En Hungria, conviven “viejos y nuevos clústeres”, ha revelado su representante. “Tenemos más de 10 clústeres y hemos identificado que las empresas lo demandan. Por eso queremos implicarnos en la política de clústeres y queremos aprender de lo que se ha hecho en otras regiones”.

La jornada ha sido abierta por el director general del Grupo SPRI, Alex Arriola, quien ha resaltado el valor de estas asociaciones empresariales. “Los clústeres son muy importantes en Euskadi para la cooperación entre las empresas”.

Juan Otegi, director de mercado del centro tecnológico IK4, ha destacado el valor de los clústeres para la transformación tecnológica de las empresas, “Con los clústeres tengo una información muchísimo mejor de por dónde va la industria vasca y así puedo ajustar mucho más mis capacidades a las necesidades del territorio”.

Joseba Jauregizar, director de Tecnalia, ha relatado la historia de los clústeres en Euskadi y ha avanzado el propósito de tejer una nueva relación “entre centros tecnológicos y clústeres para crear proyectos en las áreas del RIS3”.

El proyecto Europeo CLUSTERS3 pretende mejorar las políticas de apoyo y promoción de clusteres y su coordinación con otras políticas y programas de competitividad en el marco de las estrategias de especialización inteligente (RIS3).

Liderado por SPRI en colaboración con gobiernos regionales y nacionales de Hungría, Italia, Letonia, Polonia y Reino Unido, el proyecto cuenta entre sus socios con Tecnalia y, en calidad de “advisory partner”, con TCI-Network y ha sido uno de los 64 seleccionados y aprobados por la Comisión Europea, entre los 261 proyectos presentados a la primera convocatoria de INTERREG EUROPE 2016.

El proyecto tiene una duración de 4 años y se desarrollará en dos fases una primera fase de intercambio de experiencias entre los socios, revisión de buenas prácticas y elaboración de recomendaciones de expertos y una segunda fase de mejora de las políticas en base a lo aprendido en la fase anterior.

Durante los días 30 de mayo a 1 de junio ha tenido lugar el primer encuentro de trabajo del proyecto celebrado en Euskadi. El programa de trabajo ha incluido reuniones con representantes de asociaciones clúster y visitas de estudio al Automotive Intelligence Centre, CIC Biogune y la BIEMH, la Bienal de la Máquina Herramienta y Sistemas Avanzados de Fabricación.

Como parte del programa se ha celebrado en Bilbao Exhibition Centre, una conferencia de lanzamiento del proyecto, abierta al público, que ha contado con más de 100 personas inscritas. En la ponencia marco, titulada  “Impulsando la Transformación Competitiva mediante la Tecnología”, los  representantes de Tecnalia e IK4 Research Alliance explicaron cómo los agentes tecnológicos del País Vasco colaboran con los clusteres en el marco de la RIS3 y en el desarrollo de nuevas cadenas de valor industriales.

Artículos relacionados
También te puede interesar