Seis casos de éxito de I+D con financiación europea

miércoles, 18 de junio de 2014


Empresas vascas exponen cómo han accedido a las ayudas europeas para I+D, cuyo nuevo programa hasta 2020 contempla financiación por más de 77.000 millones. La jornada ha servido para presentar el Cuaderno Estratégico de la I+D+i vasca en Europa.

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, afirma que Euskadi aspira a participar en más de 2.000 proyectos y lograr financiación por 800 millones de euros.

“Necesitas una estrategia a largo plazo y no solo con lo que la empresa quiere, sino los países y Europa”, ha expresado Jose Gortazar, de CAF.


IMG_2835[1]

Numeroso público en la jornada sobre ayudas europeas.

Piezas para la turbina de aviones, infraestructura para la energía eólica marina o investigación en biotecnología. Son algunos de los casos de éxito que han logrado financiación europea para I+D y que han sido expuestos este miércoles en la jornada organizada por el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad, a través de su agencia empresarial SPRI, e Innobasque.

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, ha afirmado que el programa Horizon 2010, que ofrece más de 77.000 millones de euros para financiar proyectos europeos de I+D+I, es “una gran oportunidad para las pymes vascas. Entre 2014 y 2020 aspiramos a que Euskadi participe en más de 2.000 proyectos europeos de I+D+i y captar en torno a 800 millones de euros procedentes de Europa”. La consejera ha enfatizado que esta cantidad casi duplica los 460 obtenidos en el anterior plan 2007-2013. El encuentro ha servido además para presentar el Cuaderno Estratégico de la I+d+i en Europa.

“Necesitas una estrategia a largo plazo y no solo con lo que la empresa quiere, sino los países y Europa”, ha expresado José Gortazar, director de Tecnología de CAF, uno de los seis casos de éxito presentados.

Mikel Esparta, de ITP, ha explicado su proyecto de piezas de la turbina de un avión, con el que acudieron y lograron ayuda europea. “Ahora  participamos en 14 proyectos europeos y tenemos departamentos propios para proyectos de I+D+I”.

Jonathan Fernández, de Vicinay, ha comentado la participación de su compañía, dedicada a la fabricación de grandes cadenas, en estos proyectos europeos de I+D desde hace 20 años, que han dado lugar a otra media docena de proyectos. Uno de ellos ha supuesto la creación de dos spin-off relacionadas con la energía de las olas.

Arkaitz Carracedo del CIC bioGUNE, que ha recibido 1,5 millones de ayudas europeas, ha destacado la “ventaja de que Euskadi ha tenido una expansión sin procedentes de biotecnología” pero ha apostado por la promoción de proyectos arriesgados.

Serafín de la Concha, jefe de División de Programas de la UE del CDTI, ha destacado que las pymes vascas tienen más subvenciones que nunca en el programa  hasta 2020 en áreas como las plantas piloto “que no había hasta ahora” y subvenciones que en innovación se elevan hasta el 70%. Otra novedad del programa europeo es que las pymes pueden hacer proyectos en soliario, sin recurrir a consorcios. “Y hay instrumentos nuevos de tres millones de euros de financiación sin garantías personales ni empresariales: va a haber mucha competencia pero es una oportunidad”. De la Concha ha incidido en que las empresas no deben buscar solo la financiación. “Sería perder el tiempo. Hacer propuestas, pero las mejores”.

Leire Bilbao, la directora de Tecnología y Estrategia del Gobierno vasco, ha destacado que el nuevo plan europeo de I+D+I aumenta la financiación de las pymes de un 15 al 20%, algo clave para Euskadi, con un 90% de tejido empresarial de pequeñas y medianas compañías. Frente al anterior programa 2007-2013, en el que participaron 301 entidades que lograron  460,6 millones de financiación, Leire Bilbao ha señalado la ambición de Euskadi para  el nuevo plan hasta 2020 para alcanzar una financiación de 805 millones de euros. “Proponemos duplicar nuestra presencia en proyectos que resuelvan los retos sociales en Europa e incrementar la participación del sistema científico-tecnológico en investigación básica de excelencia y movilización de investigadores vascos”.


Artículos relacionados
También te puede interesar