Empresas vascas de éxito en la nanotecnología

miércoles, 11 de marzo de 2015

imagen_spri_ris3 euskadi

Graphenea, que fabrica grafeno, e Inkoa, que mide la liberación de partìculas nano, han expuesto su labor en la segunda jornada de Imaginenano 2015La agencia vasca Nanobasque ha presentado las guías elaboradas para que las empresas de Euskadi puedan trabajar de manera segura en el sector.


La segunda jornada de Imaginenano2015, el mayor encuentro europeo de nanociencia y nanotecnología que se celebra hasta este viernes en el Bilbao Exhibition Centre (BEC) de Barakaldo, ha servido para conocer los casos de éxito de empresas vascas que trabajan con la nanotecnología. Además, la agencia nanobasque del Grupo SPRI, la agencia de desarrollo empresarial dependiente del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad, ha presentado su iniciativa de apoyo a las compañías para que se adentren en el sector de la nanotecnología. Es la llamada EHS Advance, unas guías elaboradas para que las compañías vascas puedan adentrarse de manera segura en este incipiente sector.

Graphenea es una de las empresas vascas más conocidas en el sector. Se dedica a la fabricación del grafeno, un material nano que se define como el producto del futuro por sus múltiples funciones. Suministra el producto a empresas  que desarrolan polimeros, baterias o, fotosensores. Facturó un millón de euros el pasado año, el 10% del total de la venta de grafeno en todo el mundo, y tiene como clientes a multinacionales como Nokia, Philips o Intel. “Funcionamos desde 2010”, explica Jesús de la Fuente, CEO de Graphenea. “Más que una fábrica tenemos una laboratorio”, que está ubicado en el CIC nanogune de San Sebastián.  En la jornada de hoy ha comentado los requisitos regulatorios para los nuevos materiales como el grafeno. “Europa está complicando mucho la regulación frente a Estados Unidos y Japón, donde los trámites son sencillos. Y eso es un riesgo para el desarollo del sector”.

La ingeniería Inkoa, ubicada en Erandio, lleva desde 2008 trabajando en la nanotecnología, principalmente en el control de las emisiones de las partículas nano en productos ya en uso, como puede ser una camiseta, un lubricante de un automóvil o una pieza de automoción. María Blázquez, directora de proyectos de I+D+i de Inkoa, señala que tienen dos proyectos aprobados por la Comisión Europea. “Analizamos la liberación de materiales en un producto. Es un análisis de cómo se comportan los nanomateriales una vez están en un producto. Por ejemplo, una camiseta lleva plata y medimos cómo se liberan esas partículas de plata al lavarse”. Es un trabajo de laboratorio, difícilmente comprensible para cualquier ciudadano, pero que será fundamental según se vaya desarrollando este sector.

Amaia Martínez, responsable de la agencia Nanobasque, ha explicado en la jornada que el proyecto EHS Advance se empezó a gestar en 2013 con la colaboración de Gaiker IK4, Tecnalia e IK4 Tekniker. “Se analizó cual era la actividad de las empresas vascas en lo nano y hemos definido unos servicios que se pueden ofrecer a través de unas guías. Se les da infornación sobre cómo incorporarlos productos nano de manera segura, como por ejemplo si se tienen que poner medidas de seguridad en caso de liberacion de las nanopartículas”.

Artículos relacionados
También te puede interesar