Relato empresarial vasco en Brasil: “Es un mercado de gran crecimiento pero muy riguroso. Su sistema financiero nos permitirá crecer, pero con dinero. No se puede ir a Brasil sin dinero”.

martes, 10 de diciembre de 2013


El relato actual de la experiencia empresarial vasca en Brasil pone de manifiesto que se trata de un mercado con enormes posibilidades, serio, “con un potencial brutal”, pero a la vez muy duro. En palabras del presidente de CIE Automotive, Antón Pradera, dirigidas a los potenciales empresarios vascos con idea de expandirse en aquél país latinoamericano “No vayan a Brasil con problemas, para solucionar lo de aquí, allí”.

La experiencia empresarial vasca fue parte de una jornada organizada el día 2 de diciembre en la sede bilbaína de SPRI bajo el título “Oportunidades de Negocio en Brasil”.

El evento, en el que estuvieron presentes cerca de un centenar de empresarios, contó con la presencia del embajador de Brasil en España, Paulo César de Oliveira Campos, y el presidente de la Cámara de Comercio de Brasil en España, José Gasset, entre otros.


Brasil. Una gran experiencia empresarial vista desde CIE Automotive.

Antón Pradera desveló que el gran secreto de Brasil es su “salto institucional”, la buena gestión y el respeto alcanzado por las instituciones brasileñas, como instrumento de su éxito económico, “los gobiernos resuelven los problemas”. De igual forma, hizo un reconocimiento a la banca brasileña. “La banca es seria y madura, -dijo Pradera-, un sector financiero maduro. La banca pública como la privada es de gran nivel, con volúmenes muy importantes”.

Pero, por contra, también expuso los deberes y obligaciones de las empresas en un mercado al que calificó como serio, “Sin dinero no se puede ir a Brasil. Hay que pagar las facturas a 30 días y no a 180 días, como estamos acostumbrados. Los tipos, están al 4,30%, lo que en un principio nos resulta atractivo a todos, hasta que comprobamos que su tasa es mensual, el 4,30 % mensual. Las empresas no pueden ir con problemas, para solucionar el tema de aquí allí, el que aquí este mal es mejor que no vaya, Brasil es un mercado muy duro, por un talón sin fondos vas a la cárcel”.

Finalmente, el Presidente de CIE Automotive focaliza el principal problema de Brasil en “la gestión de su éxito”, y argumenta, “hasta aquí le ha ido muy bien. Hace 10 años, la mano de obra suponía el 27% de la facturación, en la actualidad se paga el doble o el triple si añadimos la inflación, pero supone el 19%, aún con incrementos salariales superiores al 5%, más la tasa de inflación anual, se ha permitido aumentar su productividad. Hoy es dificil seguir así, a partir de ahora hay que normalizar el crecimiento de los salarios, pasando de un 7% más inflación a un 1% más inflación. Y esta no es una percepción personal, es común a todos los empresarios en Brasil”.


Próxima jornada en SPRI: Oportunidades del Sector Eólico en Brasil. 16 de diciembre. Inscripción .

Precisamente, en esa nueva Jornada se explicarán las oportunidades de negocio en ese sector en Brasil porque es uno de los países con mayor producción de energía renovable del mundo. La generación de energía en Brasil está previsto que crezca un 29% hasta el 2016 y la mayor expansión se dará en la eólica. El objetivo que se persigue es que al menos el 10% de la energía del país provenga de la energía eólica para el año 2021. Esta Jornada se centrará en la expansión de la Energía Eólica y sus principales agentes: los últimos proyectos adjudicados y las necesidades de la industria Brasileña. Contaremos con expertos llegados de Brasil que explicarán las claves legales, fiscales; así como las oportunidades y las vías de financiación posibles: Goretti Sampayo, directora de compras de Gamesa Eólica do Brasil, Rafael Valverde, superintendente de Industria e Mineracao del Gobierno del Estado de Bahía y Leonardo Briganti, director de Briganti Advogados, quienes explicarán las estrategias de implantación, las perspectivas del Brasil en el sector eólico y las claves administrativas y legales, respectivamente.
Oficina SPRI en Brasil(ver www.spri.eus/Internacionalización/América Latina/ Informe Mercado Brasil, guía expatriado Brasil, ficha país Brasil, etc.).

La oficina de SPRI en Sao Paolo está operativa desde 1999, y como Oficina de Representación de SPRI se constituyó en 2006. Desde entonces se está apoyando la internacionalización de las empresas vascas en Brasil. Esta localizada en la Av. Paulista, 2.300. Andar Pilotis. Sl. 58/59. CEP 01310-300 São Paulo (SP). E-mail: pabasolo.brasil@spri.net Telefono: 00 5511 2847 4591. Los principales sectores de las empresas vascas apoyadas hasta le fecha desde SPRI Brasil son: siderurgia, máquina-herramienta, medio ambiente, energía, tecnologías de la información, biotecnología, electrodomésticos, construcción, naval, oil & gas.


Brasil, un modelo de desarrollo basado en el trinomio estabilidad, crecimiento e inclusión social.

Brasil, sexta economía mundial, posee una inflación controlada en el entorno del 5%, aunque ha ralentizado el ritmo de crecimiento al 1% durante su último año, sigue siendo tierra de oportunidades para la inversión. Si bien, hasta ahora, la orientación de las mismas, por volumen y mercado, creíamos dirigida a las grandes empresas, en la actualidad abre sus puertas a pymes capaces de seleccionar su nicho de mercado y dimensionar su clientes, en palabras de su embajador en España, Paulo César de Oliveira, en ”Brasil hay muchos mercados y nichos para muchas dimensiones de pymes vascas”, en los que cuentan con muchas posibilidades de crecimiento “la mediana empresa con un alto nivel tecnológico”, o las que poseen “tradición de suministro a las grandes empresas”, como es el caso de Aernnova y Embraer.

Brasil, cuenta con una población de 200 millones de habitantes y posee un mercado interno de 90 millones de consumidores, de los cuales, 40 millones de brasileños se incorporaron en los seis años transcurridos durante el periodo 2005-2011, en los que superaron los límites de la pobreza y pasaron a formar parte de una clase media que ya supone más del 50% de la población total del País. Posee una tasa de desempleo del 5%, lo que le se sitúa en términos técnicos en el pleno empleo.

Si en el año 1995, el total de las inversiones españolas en Brasil eran de cerca de 250 millones de dólares, el 0,6% de los casi 42.000 millones de inversiones extranjeras directas (IED) en Brasil. En 2010, con un IED de cerca de 580.000 millones de dólares, con un ingente incremento del 2.000%, la inversión de las empresas españolas tan solo alcanza los 85.300 millones de dólares, un 14,72% del total, lo que, según Oliveira, “permite vislumbrar un amplio margen de recorrido”.

Artículos relacionados
También te puede interesar