Oroimena Bizigune, finalista en los premios europeos N.I.C.E.

9 septiembre, 2016

El proyecto busca construir una memoria colectiva a través de un documental participativo.

 

Nueve jóvenes de entre 18 y 23 años de Errenteria y Oarsoaldea han sido los primeros participantes del proyecto Oroimena Bizigune – Habitar la Memoria. El reto consistía en crear un documental recogiendo los testimonios de la ciudadanía acerca de la violencia y las vulneraciones de derechos humanos sufridas en el territorio. Para ello, los chicos y chicas utilizaron teléfonos móviles y nuevas narrativas digitales, siendo responsables de todo el proceso de creación del contenido audiovisual.

 

El proyecto se basa en “un proceso innovador que propone la construcción de narrativas ciudadanas a partir de la participación, la reflexión y la creación”, según explican los responsables de Úbiqa, impulsora del proyecto junto a Irusoin y Moviltik, “el objetivo consiste en construir relatos colectivos y memoria del conflicto para contribuir a consolidar y profundizar en la cultura de la paz”. El primer taller se desarrolló durante el primer trimestre de 2015, y el documental se presentará a finales de año en Errenteria. El proyecto, realizado con el apoyo del Ayuntamiento de Errenteria, la Diputación Foral de Gipuzkoa y el Departamento de Cultura del Gobierno Vasco, continúa su recorrido, y está prevista la realización de nuevos talleres en otros municipios de Euskadi.

 

Participantes del taller Oroimena Bizigune.

Participantes del taller Oroimena Bizigune.

 

Oroimena Bizigune ha sido uno de los 12 proyectos finalistas seleccionados por los premios N.I.C.E. entre 105 propuestas procedentes de 25 países. Estos galardones, organizados por European Centre for Creative Economy, tienen como objetivo apoyar aquellas iniciativas innovadoras que parten de la cultura y la creatividad para desarrollar soluciones diferentes frente a grandes retos sociales. En esta edición también fue finalista Touching el Prado, un proyecto desarrollado por la empresa vasca Estudios Durero en colaboración con la ONCE y el Museo del Prado. La iniciativa consiste en una metodología para la reproducción de imágenes en relieve dirigida a hacer accesibles las obras de arte para las personas invidentes.

 

“Hemos realizado una colección de reproducciones de una parte de las obras del Museo del Prado para hacerlas accesibles al tacto”, explica Cristina Velasco, responsable de proyectos en Estudios Durero, “no solo está dirigido a personas con discapacidad visual, puesto que permite a todo el público tocar y acercarse a las obras de forma diferente, incorporando un nuevo sentido a la experiencia”. Actualmente las seis piezas están en gira por diferentes museos, y en noviembre pasarán por el Museo San Telmo de Donostia. El año que viene, la intención es incorporar nuevas obras a la colección y llevarla también a museos en el ámbito internacional.

 

Cuadro con relieve, Touching el Prado, de Estudios Durero.

Touching el Prado, de Estudios Durero.

 

A nivel estatal, también han sido seleccionadas como finalistas por los premios N.I.C.E. el festival de reactivación sociocultural ElCASC de Villena, en Alicante, el proyecto educativo en tecnologías digitales AuLAB de LABoral Centro de Arte y Creación Industrial, en Gijón, y la plataforma Inteligencias Colectivas. Los galardones se otorgaron a finales de agosto dentro del Forum d’Avignon Ruhr, en Essen, y resultaron ganadores los proyectos de innovación social y cultural Refugee Open Cities, Public Residence y Makerversity.

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow