ES | EU


05 de noviembre de 2014


Se ha abierto el plazo para presentar proyectos innovadores al Premio Europeo de Emprendimiento Social y Discapacidad, bajo el lema “promoviendo la inversión social”. El certamen está dirigido a iniciativas impulsadas por personas emprendedoras con discapacidad o proyectos de innovación social ligados a este colectivo.


El emprendimiento social está tomando cada vez más importancia en Europa como vía para promover el crecimiento económico sostenible y a la vez fomentar la inclusión social y laboral. En el marco de esta estrategia, Fundación ONCE y sus socios en la Red Europea de Responsabilidad Social Empresarial y Discapacidad, RSE+D, han lanzado la segunda edición del premio Social Entrepreneurship and Disability.

El galardón está valorado en 11.000 euros y pueden participar proyectos desde dos perspectivas, aquellos impulsados por personas emprendedoras con discapacidad, o las iniciativas de emprendimiento social cuyo ámbito de acción sea este colectivo. Los criterios que valorará el jurado en ambos casos serán el grado de innovación, el impacto social, la viabilidad y escalabilidad, así como la originalidad de la propuesta. El plazo para presentar proyectos está abierto hasta el próximo 12 de diciembre, y está dirigido a propuestas en fase de desarrollo que tengan ya un plan de negocio claro o que tengan menos de dos años de vida. Las inscripciones se pueden realizar a través del portal de los premios.

Tal y como recoge la Red RSE+D, en Europa las personas con discapacidad suponen un 16% de la población. Además de una fuente de talento, presentan también la oportunidad de generar nuevos modelos de negocio, en forma de servicios y productos que den respuesta a necesidades sociales como el envejecimiento y el empleo. En la primera edición de los galardones, el proyecto premiado fue Career Moves del emprendedor austríaco Gregor Demblin, una plataforma online para conectar a personas con o sin discapacidad que buscan trabajo y ofertas de empleo.

El premio cuenta con la cofinanciación del Fondo Social Europeo y el apoyo de Telefónica, L’Oréal y el Ministerio de Trabajo y Políticas Sociales italiano, socios de la Red RSE+D, además de otras fundaciones y empresas europeas. La publicación Best Practices from the Award’s First Edition recoge los siete proyectos mejor valorados en la edición 2013.