Investigación vasca para reciclar fibra de carbono

miércoles, 05 de octubre de 2016

Investigadores del departamento de Ingeniería Química y del Medio Ambiente de la UPV/EHU

Un grupo de investigadores de la UPV/EHU ha patentado un sistema para reciclar los residuos de ese material

 

Los materiales compuestos de fibra de carbono se utilizan en aplicaciones de alto valor añadido como la fabricación de aeronaves, palas de aerogeneradores o automóviles, ya que se trata de elementos dotados de propiedades mecánicas similares a las de los metales, pero más ligeros.

 

El aumento de la demanda de estos materiales unido al hecho de que su utilización genera residuos ha sido el contexto en el que el grupo de investigación del departamento de Ingeniería Química y del Medio Ambiente de la UPV/EHU ha patentado un método que permite reciclar los deshechos de este producto.

 

“Los composites de fibra de carbono se componen principalmente de filamentos de carbono impregnados y aglomerados con una resina”, explica la investigadora Isabel de Marco.

 

La experta, quien trabaja en el Grupo de Investigación Consolidado Sustainable Process Engineering (SuPrEn) de la UPV/EHU, detalla que el reciclado de estos materiales es complejo porque están formados por resinas termoestables, que no se funden por la aplicación de calor y por lo tanto no se pueden volver a moldear.

 

Además, presentan ingredientes de naturaleza muy diversa y pueden llevar incorporados otros materiales como insertos metálicos, film termoplástico protector o pinturas.

 

En la actualidad, se están construyendo algunas plantas de recuperación de esas fibras, con el objetivo de conseguir reciclarlas y convertirlas en nuevos composites. El proceso consiste en separar las fibras de la resina a través de mecanismos que hacen que la resina se descomponga en forma de vapor y las fibras se liberen de la matriz. Sin embargo este proceso, genera emisiones contaminantes.

 

La patente de los investigadores de la UPV/EHU define un método para tratar estos vapores de forma que se pueda obtener un gas con una alta proporción de hidrógeno que permita la separación de este compuesto y su venta.

 

“El hidrógeno está llamado a ser el combustible del futuro por no ser contaminante, ya que en su combustión solo se produce agua. Además, puede utilizarse para síntesis química en múltiples aplicaciones”, concluye De Marco.

Artículos relacionados
También te puede interesar