Las empresas vascas podrán conocer cómo invertir en Irán

lunes, 01 de junio de 2015

spri_internacionalizacion_Grupo SPRI_GV-gris
Logo del Grupo SPRI.

El Grupo SPRI, la agencia vasca de desarrollo empresarial, organiza una jornada para mostrar las opciones de negocio, que contará con la presencia del embajador de Irán, Mohammad Hassan Fadaifard. El levantamiento progresivo de las sanciones internacionales significará modernizar el país y, con ello, se generarían inversiones a gran escala. Los empresarios vascos tienen la posibilidad de concertar reuniones individuales con los representantes iraníes.

Las empresas vascas podrán conocer, en una jornada que se celebra este jueves en Bilbao, las posibilidades de invertir en Irán. El Grupo SPRI, la agencia vasca de desarrollo empresarial dependiente del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad, ha organizado el evento, que contará con la participación del embajador de Irán en España, Mohammad Hassan Fadaifard.

Fadaifar, que estará acompañado de Ali Asghar Shahamat Dar, consejero económico y comercial de la Embajada de Irán, explicará las inversiones futuras en este país y las opciones de negocio para la industria vasca. Irán es uno de los países más poblados de Oriente Medio. Cuenta con aproximadamente 80 millones de habitantes y con una población bien formada y joven (más de dos tercios de su población tiene menos de 30 años).

Las reservas de recursos naturales del país se encuentran entre las mayores del mundo: dispone de las mayores reservas de gas a nivel mundial y concentra aproximadamente el 9% de las reservas globales de petróleo. Aunque es un exportador significativo de estos recursos, su potencial de diversificación es importante y cuenta con un sector industrial potente. Entre los principales sectores tractores de la economía, están el energético, el sector de automoción, la industria petroquímica, la minería, la producción de acero y cemento, el sector farmacéutico y el sector agrícola.

Debido a las sanciones que han afectado al país durante los últimos años, Irán tiene una demanda insatisfecha de numerosos bienes y servicios. En el caso de producirse un levantamiento progresivo de dichas sanciones, la carrera para modernizar el país generaría inversiones a gran escala. Todo ello, unido a las sinergias sectoriales con Euskadi, hace que el potencial de este mercado para las empresas vascas sea incuestionable.

Entre 2009 y 2011 Irán se situó entre los primeros 30 destinos de las exportaciones vascas pasando a ocupar el puesto 41 en 2012.  En cambio, si miramos las importaciones, Irán se ha situado entre los primeros seis suministradores de Euskadi (principalmente de hidrocarburos) entre 2008 y 2011. En 2012, el país pasó de ocupar la 4ª posición en este ranking a ocupar la vigésimo cuarta.

En la jornada los asistentes tienen la posibilidad de concertar reuniones individuales con los representantes iraníes. Para ello, deberán solicitarlo en el formulario de inscripción.

Artículos relacionados
También te puede interesar